junio 23, 2017

Backtone

Había gente que pagaba para que los demás escucháramos Eu si te pego mientras esperábamos a que contestaran el teléfono. De entre todos ellos, hay algunos que, si los llamamos hoy, todavía nos ofrecen alguna bachata o canción pegajosa mientras se les antoja contestar el teléfono -porque no hay cómo desactivar esa opción; ya nadie la usa-. Era la época en la que configurar el teléfono era ponerle al teléfono móvil un ringtone diferente a los preinstalados y una carcaza pintada con algo con lo que nos identificáramos.

La búsqueda de la originalidad en cada uno está llena de anacronismos. Qué contrariedad. 

junio 03, 2017

Ranthought - 20170603

Las fotos me están quedando feas. Los posts me quedan escritos con las patas. Sepa usted perdonar pero es que no siempre está el palo pa cucharas. O pa pluma y tintero.

junio 02, 2017

Overran

Dicen por ahí que a las redes sociales les quedan grandes las noticias falsas. Que a las redes sociales les queda grande el odio. A las redes sociales les queda grande controlar lo que en ellas pasa. Yo es que no tengo muy claro cómo es que un problema de las personas ha de ser controlado por el canal. De la misma forma que no entiendo cómo es que los robos y los asesinatos son un problema que atañe principalmente al Alcalde o a la Policía.

Lo que hacen las personas es su responsabilidad y su comportamiento es el que abre el camino para unos espacios más sanos, sin odio, sin noticias falsas y sin muertos. Las personas no se tratan como la mierda porque Twitter o Facebook sean muy permisivos. Eso es sólo un canal más para dejar ir el mismo mensaje de siempre. El que cada quien comparte todos los días. Así como las personas no roban o matan porque la Policía sea, no sea, haga o no haga. El probema es otro y lo que hacemos es atenderlo con lo único que se nos ocurre: balas y cámaras de vigilancia que nadie revisa aparte de los noticieros.

SIgan creyendo que filtrando Facebook y Twitter se arreglan los problemas de las personas.

mayo 30, 2017

Amague

Si me preguntan, el momento más extraño y satisfactorio que uno tiene jugando fútbol -quitando el hacer un gol- es aquel en el que uno hace un drible y sale bien. Te enfrentas a un rival, haces algo y el resultado es que sigues avanzando con el balón mientras tu rival se recompone o se queda maldiciendo su suerte.

El fútbol es un juego simple. Uno patea un balón de un lado a otro y trata de ponerlo dentro de un arco. Lo difícil es intentar ponerlo allá mientras otros tantos tratan de quitártelo (o de tirarte al piso para detenerte). El reto está precisamente en encontrar un camino, ver el espacio, el lugar descubierto, el compañero que podría patear ese balón hacia la portería. Y dentro de esa búsqueda constante de caminos siempre habrá una o varias secciones de superar un rival que bloquea el camino.

El jugador rival espera que uno intente avanzar. Sabe que uno mueve el balón de alguna forma y que es ahí donde puede intentar recuperarlo. Es esa suposición la que hace posible que uno haga un drible. Hacer un lance como un mago, ofrecer algo creible que el rival asuma como cierto, alargarlo tanto como sea posible para hacer después algo inesperado que convierta todo en confusión (excepto para quien dribla). Y es ahí cuando la confusión se vuelve fluir y escapar. Se es agua y se fluye como un río cuando encuentra el camino más simple. Se parece un poco a las fases del Texas hold'em: Flush, Turn, River.

Driblar conlleva riesgos: patadas que sólo encuentran aire y pueden ir a dar al tobillo o más arriba, brazos que tratan de aferrarse a algo en medio de su desesperación, codos que buscan cerrar el cauce abierto por el amague, faltas cínicas de quien vuelve apresurado y sólo intenta prevenir el gol. Algo de dolor puede haber en el driblar pero siempre será poco comparado con la satisfacción del engaño bien ejecutado.

Lo más extraño de un drible es que no siempre es consciente. No sé si los futbolistas de élite harán todo muy consciente pero para mí suele ser un fluir y un no pensar demasiado. Pasar por una situación conocida y, casi como un acto reflejo, elegir entre dar un paso en una dirección o dejar caer un poco el hombro derecho para luego dar el paso en la dirección contraria, frenar o girar hacia el hombro que no se dejó caer hace un momento. Cuando termina el partido me gusta recordar esas jugadas y tratar de encontrar el instante en el que decidí hacer algo en particular. Siempre pasa tan rápido que hasta ahora no he logrado aislar esa decisión. Sólo pasa y la única constancia de su existencia es el suspiro de mis compañeros (y de los rivales) que, al unísono, comentan la jugada con un ¡Ooooooooof!, delatando al pobre infeliz que quedó en el camino.

Qué bonito es engañar gente jugando fútbol. Y después dicen que exageran cuando se equipara con la magia.

mayo 26, 2017

Go

Todavía recuerdo los numerosos posts de Javier y de otros blogueros en los que hablaban de sus partidas de Go. De cómo jugar GO, dónde aprender a jugarlo y de cómo el juego se hacía lugar en sus rutinas. Cada post me llevaba a la misma colección de artículos, tutoriales y juegos en línea de Go, en los que finalmente nunca aprendí demasiado sobre las estrategias y las jugadas.

Como todo juego complejo, se vuelve algo ofuscado y de difícil acceso para los no iniciados. Esa misma penumbra lo hace fuente de orgullo para quienes creen en cosas como el patriotismo y la superioridad moral que pueda dar el ganar en un juego. En este caso es China la cuna del juego y la poseedora de la superioridad moral que da tener al mejor jugador del mundo.

Pues bien. Resulta que, al igual que con Deep blue y el ajedrez hace ya unos años, hay ahora un jugador artificial de Go que derrotó contundentemente al mejor jugador de Go, resquebrajando el orgullo patriótico y la inspiración que pueda dar el perfeccionamiento de una habilidad humana como símbolo de pertenencia a una comunidad o la filiación a una bandera determinada.

No tardará mucho el documental, lleno de rincones oscuros y sospechas variopintas, en el que nos cuenten cómo el campeón humano lo dio todo y no le quedó más que sospechar de aquella máquina traída de occidente.

mayo 25, 2017

(hat) gelebt

No sé si a ustedes les pasa pero más de una vez me encuentro a mí mismo recordando sueños viejos. Cosas que he soñado despierto, quiero decir. El equivalente a lo que hace quien compra la lotería y se ve a sí mismo acostado en una cama llena de billetes o sentado en un automóvil muy lujoso y veloz.

Mis sueños han pasado más de una vez por lugares en los que me veo a mí mismo viviendo, aprendiendo cosas y haciendo cosas nuevas. Desde Madrid hasta Estocolmo, pasando por Dresden, Kaiserlslautern y Amsterdam, Rotterdam, Delft, Bonn, Berlin y Barcelona. Cambridge, Londres, Manchester. Vancouver, Austin, Chicago, Nueva York o Washington D. C. Todos son sitios que me he detenido a mirar, sobre los que he averiguado cómo se vive, qué se come, qué tan frío es el frío y qué tanto se sufre con el calor, qué se hace en el tiempo libre y cómo se transporta la gente. Me he visto a mí mismo tratando de ir entre la gente con mi propia rutina de vida.

Qué cansado es haber vivido en tantos lugares dentro de mi cabeza. Lo bueno es que en ninguno tuve que pagar alquiler. Lo malo es que en ninguno hice amigos ni comí helado. Todo eso le pertenece ahora al Nelson del pasado que ya no existe en ninguno de mis futuros probables.

mayo 04, 2017

Ninja

Una de las partes más importantes del entrenamiento para ser ninja es el ser uno con la lluvia. Ser parte de la lluvia. Fluir, llegar de repente, caer y avanzar a pesar de la resistencia presentada por parasoles, toldos y paraguas. Caer, rodar y seguir de largo para mojar a alguien más, fluir y empaparlo todo, zapatos porosos y pantalones de algodón, sacarle provecho a la capilaridad y ascender hilo a hilo. Arrastrar la mugre, la mierda y las hojas a su paso, discurrir y perderse de vista en un instante.

Mi entrenamiento básico pasa por caminar bajo la lluvia. Aunque suene simple, está lleno de retos propios de un ninja entrenado. Evito los pozos de agua que no fluyen para no delatarme. Esquivo sombrillas y paraguas con sus mortales brazos de aluminio que se mueven a baja altura y sin un orden claro, pasan justo a la altura de los ojos y rozan las sienes goteando agua. Preveo el paso de los autos que intentan salpicar a quienes caminan por la calle. Abordo buses sin que me caigan goteras que se derraman desde algún resquicio de la puerta. Paso bajo claraboyas viejas y llenas de goteras que buscan sorprender a los pasajeros desprevenidos.

-Be water, my friend- dijo el maestro. Be like the rain, debió añadir.

abril 24, 2017

Ranthought - 20170421

No entiendo por qué en Colombia no se puede llamar a líneas gratuitas (01-800-alguna-cosa) desde un teléfono celular. Qué clase de chambonada en la interconexión es esa.

*

Comencé las clases de alemán, lo que duplica mi recorrido diario en Margaret. También aumenta el recorrido que hago por la calzada de las vías. ¿Lo bueno? Es divertido ir y volver. ¿Lo malo? El tráfico y los andenes estrechos hacen difícil llegar. ¿Lo feo? Que en los últimos tres meses las historias de robos en diferentes partes de mi recorrido han aumentado y ya uno no sabe por dónde irse. Que unos tipos en moto lo bajan a uno de la bicicleta, que unos tipos en moto te quitan el celular a cuchillo y pistola. Y así. La ilusión de burbuja no es tal y uno trata de hacerse a la idea que sólo es cuestión de tiempo para que le toque a uno ser la víctima de robo.

**

Pocas cosas demandan más esfuerzo que el reto de hacer que una aplicación escale horizontalmente. Qué desgaste, parce.

***


No sean el ser que fastidia a los demás en la oficina al llevar el ritmo de la canción pateando los cajones.

****

Si hay gente que se desentiende de uno, ¿por qué habría uno de usar calorías en ellos? Que forma tan triste de desperdiciar el aumento en la entropía del universo.

abril 11, 2017

Subtle

Hay pocas cosas que me rayen más el coco que una sequía de goles. Que pasen semanas enteras en las que voy, juego y salgo pensando en todas las oportunidades que tuve y que desperdicié. Ojalá en un partido que haya perdido por uno o dos goles.

La más reciente duró casi dos meses y se acabó el domingo pasado. Casi que tuve que engañar al balón para hacer el gol. Recibí un pase desde la izquierda que me llegó al borde del área con el arquero acercándose rápidamente. ¿La solución que se me ocurrió? Mirar el balón, mirar de reojo al arquero, mirar al infinito y tocar el balón de primera con el borde externo del pie derecho. Con cara de estar pensando en la factura del gas. Casi que con indiferencia: balón, no me importa lo que pase ni lo que decidas hacer. Yo voy a seguir con mi vida después de esta jugada.

El balón pasó sutilmente entre las piernas del arquero y se fue al fondo de la red. Me gustan estos toques sutiles que resuelven todo fácil y rápido.

abril 06, 2017

Fucó

El domingo tuve mi sesión anual de ir a leer en la Asamblea de copropietarios. Ese espacio en el que se comprueba cómo las personas están dispuestas a renunciar a cualquier cosa con tal de sentirse seguras, aisladas de los malhechores y de sus vecinos.
Siempre hay un numeral, el último, en el que se da vía libre a los vecinos para hacer proposiciones y quejas varias (a ver si así sí les atienden). Es el favorito de quienes no quieren compartir ascensor con los perros, de los que denuncian a los vecinos que fuman marihuana y hacen rituales satánicos, de los que quieren que se cree un nuevo comité de alguna cosa. Lo de los rituales satánicos es en serio: hace dos años añadieron al Manual de Convivencia que estaba prohibido el consumo de sustancias alucinógenas y la realización de ritos satánicos en el conjunto.

El momento particularmente surreal de la asamblea del domingo pasado fue protagonizado por Foucault. Justo en el momento en el que la administradora informaba sobre la instalación de nuevas cámaras de seguridad, mi vecina de asiento comenzó a leer sus fotocopias de Foucault. El clásico Vigilar y castigar. Todo esto en el mismo conjunto que ya ha pedido registrar las huellas digitales y dar un montón de datos personales para saber quiénes entran a los edificios. Y son las mismas personas las que proponen y pagan para hacer realidad todas estas implementaciones de cosas que les mantendrán a salvo. A costa de su dinero y su privacidad, claro.

Que para qué quieren los vecinos que los vean todo el tiempo, se pregunta uno. Pues para castigar al que daña los botones del ascensor, para castigar al que raya la pared con el escudo de millos, para señalar al que saca la basura a la hora que no es y para el que la deja botada en el ascensor durante la noche. Para culpar a los demás sin lugar a duda. Ya hay un poco de sistemas de acceso que han reducido los hurtos a cero, por lo que ahora todos quieren que la vigilancia les resuelva sus problemas de convivencia.

Porque, una vez se sacan los ladrones de la historia, los problemas siempre pasan por ver que todos los demás son unos hijueputas. Ellos.

marzo 30, 2017

Bebop

Tengo una vida que discurre entre ascensores sin espejo y escaleras con un número impar de escalones. ¿El piso se cuenta como un escalón? Como los ascensores no tienen espejo, terminó viéndome a mí mismo en las videoconferencias, me quedo mirando mi imagen hecha pixeles, con el mismo pelo muy negro y los brazos largos.

Cuando uso pantalones que quedan más ceñidos me siento como Spike Spiegel y salgo a buscar algo para ganarme una recompensa. Termino comprándome algo rico de comer y me siento a ver pasar la gente.

Como en los buses. Como en los restaurantes. Recorro las caras y me quedo viendo un poco al tipo que le habla a alguien de la orden de embargo y de la orden de secuestro de bienes, un poco a la muchacha que habla con su vecino de mesa sobre las protestas que hubo ayer.

Porque andar en bicicleta me ha aislado de los grandes problemas que aquejan a la mayoría. No supe que los buses estaban detenidos hasta que una compañera de oficina llegó pasadas las diez treinta, agotada y frustrada. Me entero de las cosas por las historias que cuentan otros.

Porque mi historia vive en el blog y en la memoria que no me abandona. Además, yo hice curso rápido de nostalgia desde bien pequeño.

marzo 26, 2017

Dogs

Hay un delicado equilibrio en Bogotá entre la población de perros callejeros y el clima.

Sólo la pertinaz lluvia que cae periódicamente en Bogotá nos permite vivir sin pisar mierda de perro callejero cada treinta segundos. Un bodegón de mierda, pacífico e inexpresivo, se diluye antes del amanecer con una noche de lluvia bogotana y desaparece entre las rendijas de alguna alcantarilla o del arbusto más cercano.

No es una ciudad en la que el clima extremo mate animales sin hogar, así que la tasa de monolitos de mierda que aparecen por los andenes y los parques puede asumirse como constante en el tiempo. Las fundaciones, zoonosis, la gente que pone veneno en los parques y los atropellamientos cumplen su función en el ciclo del nitrógeno.

Uno no alcanza a imaginarse lo cercanos que son la mierda y la lluvia.

marzo 21, 2017

Segregation

What the state of Israel does and enforces through its policies and regulations is racial segregation towards Palestinian people. That has a name in international law: Apartheid.

marzo 19, 2017

Nein

Sólo cuando uno se permite cuestionar las cosas que tiene por hábitos, sólo ahí, es posible revisar y rehacer cosas que se pueden hacer mejor.

Uno lee que más de uno elige hacer las cosas al revés, con las patas, saltándose el consentimiento de los otros con tal de evitar que le digan que no. Todos andamos con el miedo a que nos digan que no y eso nos impulsa a la ilegalidad, el acoso, pasarnos por la faja que el otro nos dé su consentimiento. Ya decían por ahí que mentir es buscar algo con miedo a que nos digan que no, a que no nos permitan obtenerlo. La cosa es entonces, revisar qué es lo que nos da miedo, cuál es el no por el que estamos justificando la forma en la que hacemos las cosas. Igual, recibir un No por respuesta no nos invalida y sólo estamos permitiendo que el otro decida de la misma forma que nosotros decidimos arriesgarnos.

Todo tan simple y tan adolescente en el caso de la noticia que cito: ¡Pídale el teléfono, huevón! Arriésguese a que le digan que no pero en igualdad de términos y sin invadir los espacios ajenos sólo porque sus sentimientos son sinceros.

marzo 18, 2017

Restorán

La gentrificación no es un proceso gradual que pase frente a los ojos de la gente. Es repentino que una calle se llene de restaurantes cuyos vecinos no pueden pagar y a los que sus comensales llegan en camionetas (sí, varias, con escoltas). Una puerta conspícua, un cartelito de Valet parking y ya está, ha nacido un nuevo restaurante que cobra por la experiencia.

Yo sigo preocupado por el precio al que llegaron el arroz con pollo y el arroz chino. Es inaceptable.

marzo 17, 2017

Untrusted

Yo pongo papelito para tapar la cámara web desde que tengo cámara web.

Yo uso autenticación de dos factores en los sitios que me importan.

Yo cifro el contenido de mi móvil y del disco duro en el portátil.

Yo dejo las tarjetas de crédito en un sitio seguro y sólo cargo una, que está llena de restricciones y notificaciones.

Lleno mis productos bancarios de notificaciones por todos los canales.

Yo procuro usar software sobre el que no hay reportes constantes de vulnerabilidades.

Yo procuro usar DuckDuckGo como buscador en todos mis dispositivos.

Yo uso la opción Do Not Track en todos los navegadores.

Mis contraseñas son passphrases de al menos veinticinco caracteres (excepto con Microsoft que no deja usar más de quince).

Uso contraseñas de menor complejidad en sitios que no tienen información importante y que no dan acceso a otros perfiles míos en otros sitios.

Uso autenticación a través de los sitios más seguros (los de contraseñas más complejas y varios factores de autenticación, como Google o Facebook) cuando creo perfiles en otros sitios siempre y cuando no pidan ver más información de la necesaria en mi perfil. No necesitas acceso a publicar por mi cuenta en mi perfil para autenticarme.

No instalo software de fuentes no conocidas a menos que lo pruebe primero en un ambiente controlado (una máquina virtual, un computador sobre Linux que no va a ejecutar un .exe ni va a cargar una .dll ni tiene un registro que se pueda modificar).

Borro mis datos de sitios que ya no use y procuro revisar que sus políticas especifiquen el que mis datos serán borrados permanentemente. Si no es así, les escribo pidiendo que lo hagan.

La combinación de mi nombre y mi número de documento es información valiosa. Como tal, procuro cuidarla y no dejar que viaje por ahí desatendida.

Constantemente procuro revisar qué aplicaciones tienen acceso a mis datos y revoco los permisos de las que ya no uso o no quiero usar.

Reviso cada vez que voy a hacer clic, para ver si la dirección puede tener alguna relación con lo que espero ver (www.eltiempo.com/noticia/lo-mataron-por-no-dar-para-el-guaro es diciente, www.xyz:8080/davivienda parece inseguro porque no sé a dónde me va a llevar).

No creo en anuncios de ofertas a menos que quien ofrece esté haciendo esa misma campaña por otro medio. ¿Me llaman a darme un premio? Hago memoria para ver si participé o les di mis datos, además de buscar algún anuncio en Facebook o en el sitio web de quien me premia.


Pero eso soy yo. No sé ustedes y no les voy a decir qué hacer.

marzo 16, 2017

Stage

Anoche estaba viendo el lanzamiento de un cohete de SpaceX que transportaba un satélite que iba a quedar en órbita geoestacionaria.

Lo estaba viendo porque vivimos en una época en la que estos eventos se pueden transmitir en vivo para que muchísimas personas en todo el mundo puedan verlos en vivo.

Lo estaba viendo además, porque vivimos en una época en la que el capital privado está empujando para avanzar en la exploración espacial.

Lo estaba viendo también, porque ver cohetes es muy divertido.

Las personas que llegaban a ver la transmisión por Facebook preguntaban si ya iba a aterrizar de vuelta la etapa I del cohete. Ver aterrizar un cohete que acaba de despegar es fascinante y, a la vez, es algo que las personas ya esperan.

Caray.

marzo 15, 2017

Beard

Un señor iba caminando por la once hacia el norte, jugando a gritar ¡BARBAS! cada vez que veía pasar a alguien con barba por la calle. Gritaba ¡BARBAS! y luego decía sin gritar: -Les van a cortar esa baaarbaaa.-

Sólo atiné a responderle: -No me diga eso que me asusto, veciiinooo-.

Nos reímos y seguimos caminando en direcciones opuestas.

¡BAAaaaaarbaaass!

*

Me leí finalmente uno de los libros de Alexiévich y quedé con la sensación de haber visto un documental en forma de libro. Un compendio de emociones que tienen en común la guerra sovieta en Afganistán. ¿Cuánta empatía hace falta para sentarse con tantas personas y escuchar lo que quieran decir, para preguntar sin menospreciar o sin ofrecer lástima? Qué difícil recopilar tantos relatos y qué difícil es ver que todo eso ha permanecido como la mugre, bajo un tapete, por tanto tiempo.

**

Uno no cree que algo pueda ser peor que Matt Damon en medio de una batalla en la muralla china. Luego aparece Scarlett Johansson en los anuncios de Fantasma en la concha. Como desagravio, compré el blu-ray del original.

***

Regalé mi computador de escritorio. Alguien lo necesitaba más que yo y ahora puede estudiar y practicar más fácil en su casa.

Al mismo tiempo, tuve que dejar el móvil en revisión. Eso significa que he llegado a la casa a leer, comer y hacer mockups de dos apps que quiero hacer. Cuando tenga en qué, claro. ¿Compu de escritorio o portátil, qué dicen?

Extraño subir mis fotos a Instagram y Flickr. ¿Extrañan mis fotos?

(Adenda: Un portátil Mac cuesta seis millones de pesos. O más.)

****

Anoche tuve un sueño en el que componía una canción. Me desperté y saqué al perro tarareándola. Me volví a acostar y la olvidé. De pronto me soñé todo eso.

marzo 13, 2017

Dormir

Una de las cosas más difíciles de sobrellevar cuando estaba en el colegio era el tratar de despertarme cada mañana, lo suficientemente temprano como para poderme bañar, vestir, desayunar y alistar todo para salir. Como vivía lejos del colegio, los primeros años me recogían antes del amanecer porque el recorrido tomaba casi hora y media. Salía a una hora en la que hacía un frío tremendo, los copetones se contaban las andanzas de la noche, los repartidores de periódicos iban en bicicleta dejando los paquetes en cada portería y pasaban apenas un par de buses con andar cancino, como esperando la aparición de más pasajeros.

Recuerdo que era difícil no querer seguir durmiendo o que muchas veces pensé en llevarme mi oso de felpa para mantenerlo sobre la cabeza mientras esperaba. Esperar a que me recogieran siempre era aburrido, implicaba desayunar rápido (y yo no disfruto el comer rápido). A veces desayunaba algún cereal, a veces desayunaba caldo de papa, a veces era café con leche y fruta. Siempre tenía sueño.

Hubo una época en la que comenzaron a poner programación en la televisión pública las veinticuatro horas, lo que llevó a las programadoras a conseguir series baratas. Llegaron de vuelta los clásicos como El Santo (Simon Templart) o Quo Vadis. ¡Había televisión en la madrugada!

Sin importar lo que hubiese desayunado, siempre tenía sueño de camino al colegio. Recuerdo ver a los cerros y ver las luces de las casas dibujando algo muy parecido a un mapamundi sobre la falda de la montaña. Después de ver eso, normalmente me iba quedando dormido sin más. Caía sobre los hombros de los vecinos o me golpeaba contra la ventana una y otra vez. Apenas me despertaba para oír a los que se reían cuando escuchaban el golpe contra el vidrio o para oír al que me decía cómo podía recostarme hacia adelante y dormir sin molestar a nadie.

Qué difícil era levantarse para ir al colegio.

marzo 09, 2017

Licker

Please stay silly. Stay curious. Use your reasoning to check if it won't harm you and then go have fun, try things by yourself.

I kinda like this sort of things.

marzo 07, 2017

Epilogue

Me molesta saber de antemano qué va a pasar en el siguiente episodio, en la otra mitad del libro o en el desenlace de la película.

Yo dije: era de suponerse que había un montón de gente con un montón de poder y mucho dinero, buscando que las cosas no cambiaran. Pues bien, los medios cubren de forma mediocre las luchas por el poder que se dan entre guerrilleros y paramilitares, evitando hablar de paramilitares así estos se denominen a sí mismos autodefensas, así amenacen líderes sociales y los maten. Porque qué miedo decir que sigue habiendo paramilitarismo en este país. Qué gran misterio, oh dios de los ejércitos, resulta ser el que siga habiendo gente protegiendo la propiedad y la tradición con balas y fusiles.

"Bandas criminales". Eufemismos culos y ese.

marzo 06, 2017

Ghastly

Un fantasma es un proxy entre la realidad y nuestras emociones. Todo cruza al fantasma y, de acuerdo a como esté definido el fantasma, lo que nuestras emociones reciben llega modificado o llega directo desde la realidad.

Es un codificador de patrones. Lo ponemos entre nosotros y todo aquello que no entendemos, incluso si son partes de uno mismo que no se entienden. Lo usamos para codificar eso incomprensible en términos cotidianos para nuestras elaboraciones.

La exnovia, el hermano muerto, la amistad perdida, todas son representaciones espectrales que no existen más allá de la propia descripción que se tiene de la realidad. Todas esas representaciones aluden a algo ya muerto (de forma figurada y puede que de forma real). Qué curioso resulta describir lo vivo, lo que fluye y existe, a partir de definiciones nacidas de lo muerto, de lo que permanece en equilibrio e inmutable.

Qué forma enfermiza de lidiar con la nostalgia es esa.

marzo 05, 2017

Mirror

Imperial Palace


Uno de los ejercicios que ayudaron a lidiar con la depresión fue el reconocer las cosas que, a mi parecer, yo hago bien. Eventualmente llegué a verlo como una forma de dar valor a aquellas decisiones que tomé en el pasado y me permitieron aprender a hacer algunas cosas bien.

Teniendo en cuenta eso, ¿qué tan importante es el ser justo consigo mismo? Creer que yo realmente sea la mejor versión de mí mismo, lo más cercano a los deseos y a las posibilidades reales, a los sueños y a las enfermedades, a los recursos que tenía mi familia y al azar del camino. Creer que otros caminos eran simplemente menos probables, menos fructíferos y menos felices en el largo plazo. Creer que voy por un camino que seguro puede mejorar pero que tiene un mínimo bueno y que, para todo lo bueno y lo malo que hay por venir, esta es la mejor versión del yo que podría haber llegado a haber hasta ahora.

Es más. Incluso si hay cosas por mejorar ya identificadas, si hay cosas por hacer en mí mismo, no hay nada diferente a este yo que ofrezco (como bien lo dice Juana sin miedo). Este es el yo que hay para los demás y reconocerlo me permite ser más justo conmigo. ¿Qué de eso es inmutable y qué es maleable? Quiero creer que cada uno de nosotros tiene el poder de decidirlo. Creerlo es lo que me saca de la cama cada mañana (o me mantiene en ella cuando decido no salir por un rato). Creerlo, además, no implica desacreditar al yo del pasado que decidió de la mejor forma con lo que sabía y tenía a la mano. Muy verraco el yo del pasado que se arriesgó a decidir y a intentar.

febrero 24, 2017

Politician

¿Deberían los científicos tener una postura política, una opinión y participar actívamente en los procesos políticos locales, regionales, nacionales y globales?

¿Dejan de ser científicos por dar a conocer sus opiniones políticas?

Antes que científicos, creería que son personas, ciudadanos y vecinos de una comunidad. Siendo como son, parte de un colectivo, lo mínimo que uno espera es que participen de las decisiones que se toman para que la comunidad mejore. Además, si se supone que la ciencia es altruista y busca construir, descubrir y ofrecer cosas mejores a la humanidad, ¿no es la participación activa en la vida política una forma de hacer eso mismo? Dirán algunos que para qué participar en algo en lo que no son expertos si con la actividad científica seguro aportan lo suficiente. Yo diría que ser científicos no los define como parte de la comunidad y sólo define sus intereses personales y sus destrezas, mientras que el ser político está en el individuo sin importar su quehacer. Interactuar con otros es parte de lo que nos hace humanos.

Al final, la ciencia (por más aplicada que sea) estará uno o dos niveles alejada de la cotidianidad, de lo que hace que acordemos y negociemos cómo y hacia dónde guiar nuestra comunidad. Un ser político limitado a lo abstracto siempre estará incompleto.

Corolario: Los nazis perdieron el derecho a no ser golpeados en la jeta cuando, como humanidad, vimos que el diálogo no era fructífero y su discurso se mantiene en la línea de buscar la desaparición de un subconjunto de personas. El bienpensantismo y la superioridad moral del que se apega a "abrir espacios de diálogo" se caga en la historia y en la existencia de aquellos que sí son intimidados y amenazados continuamente. Amigo cientifico, dele en la jeta al nazi / supremacista blanco más cercano.

febrero 19, 2017

Laziness

Febrero, ese mes en el que Stack Overflow se llena de la muchachada que quiere que le hagan la tarea y ni siqiuera se molestan en leer la documentación e intentar escribir alguna mierda. Así no compile, cualquier cosa.

febrero 17, 2017

Rust

No sé ustedes pero yo estoy desoxidando la programación en C y me estoy divirtiendo de lo lindo. No lo hacía desde que implementaba árboles B (en C++) hace ya unos 14 años. La aritmética de apuntadores siempre será fuente de diversión.

febrero 16, 2017

Heart

It never ceases to amaze me how much, how deep a football club might get into your feelings. Yesterday I had a brief, slim line of hope lingering after 45 minutes of digging deep and having, against all odds, several chances to get on top in the scoreline. A draw in Munich? Of course it was good. Suddenly the second half began, our captain got subbed after getting his hamstring done and it seemed as if he took the heart of this team with him. Never had I seen the phrase "he is the heart of this team" so blatently proven as yesterday. Just as you would expect when you take a heart from a living thing, the team collapsed in a matter of minutes and died. I saw my team die on the pitch and no one, not the manager nor the subs or the fans, could do a shit to stop it.

We all died there. The hope of a decent closing for Arsene and his legacy. The consolidation of this group of players as the result of all this effort we did during these tough years. Our belief in the way the coach and the Board are doing things. The possibility of challenging anyone on anything. The high standards Arsene set up for himself and the club. Everything died there yesterday.

It will get worse. We'll end up below Sp*rs, we'll see them all celebrate. We'll go back to mid-table obscurity and intrascendence as it was before we were lucky enough to have Dennis on our side. Make no mistake: if you ever thought we were not that club anymore then you were deluded by how bright and shinny Dennis was. Eventually the structure of the club will improve to help whoever gets to be coach and won't expect them to be coach/manager/scout/visionary at the same time. Hopefully we'll get an eager coach willing to ask and to punish underperforming players rather than let them punish themselves. One that pushes them to run their asses off out there so we can see some decent pressing when we choose to concede possesion. That kind of, you know, decent football.

I felt heartbroken when they broke down to pieces last season. The goal against Leicester on stoppage time was supossed to be the beginnning of something, the light at the end of the tunnel. Instead, it became a simmering memory of something that was never meant to be thus eventually simmering down as a glorious failure. Another one. Now I'm just sad. Plain sad. Black-hole sad. So sad no sadness can escape.

We had years and years of arguments about how much possesion we had and how to score more goals. We are reduced to a keeper, a defender/vicecaptain and a winger who show some courage. The discussion now is how to get back the heart into the team. Into the bloody fucking club, if you ask me.

Note. I'm fucking done with my life and Arsenal's doom interlaced. My failures and delusion mixed with their failures and delusion. Neither seemingly getting to whatever we envision ourselves achieving.

febrero 10, 2017

Oliver

Yo es que no puedo con los que dicen que los computadores te odian, huelen tu miedo, blablablá.

Reconozco que soy como el Oliver Atom de la computación y me la paso jugando con ellos porque el computador es tu amigo.

febrero 09, 2017

Chain

Paso a registrar acá el primer incidente de Margaret la bicicleta. Se rompió la cadena mientras volvía ayer a casa bajo el sol de la tarde. Afortunadamente fue a sólo cinco calles de mi casa, que caminé sin prisa y con las manos untadas de grasa y mugre (por recoger la cadena rota para examinarla después).

Sé que esa cadena había recibido ya dos golpes. Uno en el día sin carro, cuando un buen hombre decidió contestar su celular y para ello se orilló sin avisar, cerrándome y haciendo que terminara contra un andén bolardudo de Peñalosa. Otro, cuando calculé mal la pendiente de un andén y un filo golpeó la cadena y el piñón más grandes.

El síntoma claro (a tener en cuenta para la próxima) es el salto abrupto durante el pedaleo, como si la cadena se saltara un diente. La cadena -o al menos su eslabón más débil- tuvo una muerte dulce sin ruidos estrafalarios o caras compungidas. Sólo una pérdida de potencia y un silencio que delata el fin del roce de metal con metal. Yacía yerta en el asfalto y sólo espero aprender un poco más al ver el desgaste al que la sometí por mil cien kilómetros (que es el estimado de lo que he recorrido estos meses). Margaret es una bicicleta noble, sin duda.

Hoy en la mañana vi con envidia a los que iban en sus bicicletas por las calles. Noto que hay rastros de grasa que no quitaron tras la lavada de manos exhaustiva de ayer y me da más envidia. Noto que los muslos me quedan más ajustados en los pantalones que llevo hoy y me río.

febrero 08, 2017

Reachable

¿Recuerdan la historia con A.? Esa que comenzó en una baranda y luego tuvo, diríamos, varios momentos peculiares para decir Qué tan bonito y qué tan triste todo.

Pues bien, la universidad decidió hace unos años pasar nuestras cuentas de correo electrónico a Google Apps. Ahora tenemos espacio ilimitado para guardar cosas. Adicionalmente, el directorio entero de la universidad está a la mano. El email de cualquier estudiante pasado o presente, al alcance de un clic.

Si hubiese tenido eso a la mano, habría podido escribirle a A. a pesar del miedo y todo eso. Quién sabe qué habría pasado. Ya no importa, igual.

Corolario A. es feliz, se casó y tiene una hija. El final de la historia fue feliz.

febrero 03, 2017

Allowance

El dicho reza que la gente es liberal de joven y se hace más conservadora con los años. A mí es que me da el anarquismo de cuando en vez y le creo a Butler cuando dice que el ser liberal no implica darle espacio a cualquier discurso que hace daño a otros sólo por ser garantista (si es que la expresión cabe acá).

Dicho esto, me importa un bledo que la protesta sea considerada ilegal porque esa debe ser su naturaleza. De otra forma no sería siquiera necesaria. Tampoco me caso con la idea de volver la Academia un eterno contestador de las barbaridades que la extrema derecha anda diciendo; ese bienpensantismo idealista sólo legitima discursos y se mantiene ocupado respondiendo en vez de HACER ALGO. Cualquier cosa.

Ningún discurso que busque la desaparición de alguna minoría ha de tener espacio ni discusión. Fin. Golpee al nazi que tiene en frente.

Revolt.

enero 24, 2017

Bored

Acabo de confirmar que caí en la desdicha que trae el sentirse fastidiado por las fallas recurrentes de otros al mantener la concordancia de número. Cuando escriben, olvidan que están hablando de varias cosas y zampan la palabra que no es. Antes no le daba importancia pero ahora me aburre ir saltando matones.

Perdón pues.

enero 23, 2017

Five

Esto me parece de la mayor importancia (hagan clic en la imagen para verla bien grande):


5555

5555

5555

5555

5555

enero 12, 2017

Ranthought - 20170112

El director de Drive (2011) tuvo a bien hacer una película de venganza muy a su estilo. Como puede uno imaginarse, es una película extraña porque la tormenta de pata y de bala está amenizada por música electrónica más bien Ambient, colores y contrastes de los que le gustan al hombre y escenas contemplativas muy japonesas en las que todo pasa pero nada pasa. Only God forgives (2013) es todo eso y uno no termina de saber si está a gusto con los personajes o son todos cortados en cartón corrugado, planos e insípidos.

*

Al fin vi Hotel Transylvania (2012). Es bueno haberla visto, sobre todo porque casi termino disfrazado de hombre lobo en la oficina por culpa de esa película. El director es el mismo de todas las cosas que salieron de What a cartoon! show en Cartoon Network (¿recuerda usted a Dexter, las Chicas súper poderosas, Johnny Bravo, Ziola Comadreja, Coraje, el perro cobarde?). La historia es buena y relevante para esta época, los personajes no se quedan en el viejo relato que todos conocemos y eso hace que todos hagamos el intento de acercarnos a la historia.

enero 11, 2017

Ranthought - 20170111

Hardcore Henry (2015) es lo que debe ser cualquier película que intente emular un First Person Shooter (FPS) y no quiera ser un fiasco como lo fue Doom (2005). Una historia efectiva en la que todos comenzamos en el mismo lugar que el protagonista, con giros simples y personajes que se van revelando poco a poco -como en un videojuego-. Una gran cantidad de acrobacias que le añaden sorpresa a las tomas (como todo el tiempo se está viendo la acción en primera persona, saltar de un sexto piso no es una cosa trivial o que el espectador espere) y movimientos reales, de los que no marean al ver porque nadie se mueve buscando marearse. Nada de lo que pasaba con la Bruja de blair o Cloverfield porque no es una cámara en la mano de algún infeliz.

Jolly good!

*

Look who's back (Er ist wieder da, 2014) aprovechó que se han levantado los vetos para publicar cosas relacionadas con Adolf Hitler y usa una fiel representación del hombre en la Alemania actual. Un buen ejercicio que deja ver cómo se mueve la gente y qué dice la gente. Un montón de testimonios reales que deberían ser ficticios pero no lo son. Cualquiera podría contar cuántas veces se oye a sí mismo decir Este tipo no está tan equivocado y reflexionar. O contar cuántas veces se oye a sí mismo decir La gente está jodida. El final de la película es entre condescendiente y necesario.

enero 10, 2017

Three Jacks

Una versión de The three Jacks (no aspiro a que sea tan buena como Chinatown) en la que yo sea Jack Nicholson y me dedique a ser investigador privado buscando malhechores, bien sea por la Internet o por las calles. No soy tan malo para espiar y hoy lo recordé.

enero 07, 2017

Usable code

Leyendo esta pregunta sobre la utilidad de las variables locales (y las respuestas, todas orientadas a la legibilidad y la facilidad para hacer un debug del código), me quedé pensando en la idea de usabilidad aplicada en el código. Uno seguro mejora la eficiencia y la facilidad para aprender a hacer algo (a costa de un poquito de velocidad) si hace más legible el código y usa variables locales donde sea necesario.
La preferencia del usuario seguro se va por la opción con variables locales cuando le toque hacerle debug a ese código y quiera ver qué está haciendo; a uno le pagan casi tanto por leer código como por escribirlo.

A veces se siente que algunos programan como escribiéndole en WhatsApp a la novia. O como Uribe tuiteando diatribas contra sus opositores (es decir, mutilando palabras y obviando conectores porque qué pereza redactar de forma legible).

enero 06, 2017

enero 04, 2017

Cynthia

En los ochenta era muy popular la película de artes marciales. La película barata de artes marciales. La película en la que había versiones variopintas de cosas ya hechas (torneos como el que inicialmente hizo Bruce Lee, venganzas como todo el cine de venganza, etc.) que tenían en común el uso de patadas giratorias y armas mortales traídas del lejano oriente (o las armas estaban en su tierra originaria y la película era rodada allá entre el Mar de China y Camboya).
Muchos comenzamos a ver esas películas gracias a las tiendas de alquiler de VHS o Betamax, normalmente en versiones piratas de mejor o peor calidad. Kyron Home Video y Cinevideo eran los distribuidores pero nunca supe si les birlaban copias y copias no permitidas porque su anuncio al comienzo de la película siempre estaba. Siempre nos decían que era ilegal hacer copias de esa película.


Fue en esas películas que conocimos la saga del ninja americano y las proezas de Chuck Norris, el cinturón negro octavo dan de Steven Seagal, el humor gráfico de Jackie Chan y el ascenso meteórico de Jean Claude Van Damme con su flexible entrepierna. Unas películas de mejor calidad que otras, unas productoras americanas y otras -como Golden Harvest- creando karate y kung fu desde el corazón de Hong Kong.

En medio de todos esos muchachos y sus correspondientes arrumes de muertos estaba una mujer igualmente hábil y valiente: Cynthia Rothrock. Hasta donde recuerdo, ella comenzó su carrera como actriz secundaria haciendo uso de su talento como artista marcial. Poco a poco tuvo papeles más relevantes hasta que comenzó a tener papeles protagónicos porque seguramente la gente quería ver una mujer pateando culos, ensartando enemigos en espadas y dagas. Era capaz de dar patadas giratorias y derrotar enemigos más altos y corpulentos; a veces su personaje era malhumorado y a veces era gracioso. Normalmente tenía el pelo rubio o rojizo corto (con lo que quiero decir que siempre la recuerdo de pelo corto) y los ojos con maquillaje.

Creo que parte de la diversión en esas películas se me acabó un poco cuando la encontré ya más de diez años después, esa vez haciendo un papel de ladrona de bancos huyendo por el midwest y vi que su karate kung fu ya no era tan importante. También vi que se puso implantes en las tetas. No había cómo saber si era Hollywood (o su equivalente karateca) empujándole a encajar en estándares o ella misma haciendo lo que se le antojaba, así que no quedaba más que obviarlo. Además, el que no usara su karate kung fu con frecuencia ahorraba preguntas sobre qué tan cómodo podía ser combatir hordas de enemigos con tetas muy grandes.

Me habría gustado que saliera en The Expendables. Ella para mí también es una heroína de acción y no sé si haya más gente que la recuerde. De paso le habría dado algo más de interés a esa saga de películas porque haría más que muchos por no obviar la contribución de mujeres a las cosas relevantes de la vida, como lo es sin duda el entretenimiento.

Corolario No vi ni leí nada antes de escribir y procuré hacer este post ayudado sólo por la memoria, que era lo que quería compartir. Sin embargo, no pude aguantarme las ganas de mostrarles escenas de pelea con ella y son tan buenas como las recordaba. La coreografía es maravillosa. Oh, películas serie-B de artes marciales, ¡gracias por tanto!


Actualización 20170110. Nos aclara el público que no es tanto karate como kung fu lo que domina Cynthia Rothrock. Recibimos con agrado la contribución y editamos el post en consecuencia, dejando siempre evidencia de la versión original.

enero 03, 2017

(The memory) remains

Como este post, pionero en lo de hablar sobre la sobrecarga de información, me pareció y me parece tan relevante, lo pongo acá rescatado de archive.org. Si algo, espero que Nelson no se enoje (si algo, que me cuente para borrarlo porque no lo quero hacer enojar, él es chévere :/ )



enero 02, 2017

Ranthought - 20170102

Una de esas veces en las que uno apoya inflar cifras como en las visitas a Open List.

*

La contratación de invierno del Manchester United parece ser El Maletín®. Aquel con el que antaño acomodaban arbitrajes a su gusto porque todos se les cagaban pitándoles. Acumulan y acumulan goles en fuera de lugar no anulados, parecen ser los New England Patriots de la Premier League.

**

¿Qué usan los que tienen barba para lavar / acicalar su barba?  Sigo tratando de aprender.

***

Alguien se dio a la tarea de publicar lo obvio una vez más: Es fácil dañarle el veinticuatro© a alguien cancelando o modificando su viaje. Y sí, todo porque nos gusta hacer airportuits publicando información que no debería ser pública. Y bueh, también es porque es mejor que los sistemas de reservas sean simples para el usuario así no sean seguros. Usable security is the name of the game.

****

Cuidar de uno es divertido.