Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2017

Ranthought - 20170629

El banco me invita a colocar al día mi obligación financiera.

Colocar.

Prefiero que pongan el alma como aquel otro banco. Así a veces pareciera que lo que ponen encima es otra cosa.

Backtone

Había gente que pagaba para que los demás escucháramos Eu si te pego mientras esperábamos a que contestaran el teléfono. De entre todos ellos, hay algunos que, si los llamamos hoy, todavía nos ofrecen alguna bachata o canción pegajosa mientras se les antoja contestar el teléfono -porque no hay cómo desactivar esa opción; ya nadie la usa-. Era la época en la que configurar el teléfono era ponerle al teléfono móvil un ringtone diferente a los preinstalados y una carcaza pintada con algo con lo que nos identificáramos.

La búsqueda de la originalidad en cada uno está llena de anacronismos. Qué contrariedad.

Ranthought - 20170603

Las fotos me están quedando feas. Los posts me quedan escritos con las patas. Sepa usted perdonar pero es que no siempre está el palo pa cucharas. O pa pluma y tintero.

Overran

Dicen por ahí que a las redes sociales les quedan grandes las noticias falsas. Que a las redes sociales les queda grande el odio. A las redes sociales les queda grande controlar lo que en ellas pasa. Yo es que no tengo muy claro cómo es que un problema de las personas ha de ser controlado por el canal. De la misma forma que no entiendo cómo es que los robos y los asesinatos son un problema que atañe principalmente al Alcalde o a la Policía.

Lo que hacen las personas es su responsabilidad y su comportamiento es el que abre el camino para unos espacios más sanos, sin odio, sin noticias falsas y sin muertos. Las personas no se tratan como la mierda porque Twitter o Facebook sean muy permisivos. Eso es sólo un canal más para dejar ir el mismo mensaje de siempre. El que cada quien comparte todos los días. Así como las personas no roban o matan porque la Policía sea, no sea, haga o no haga. El probema es otro y lo que hacemos es atenderlo con lo único que se nos ocurre: balas y cámaras de v…