Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2017

Ranthought - 20170726

The strange feeling of safety while hanging around with a complete stranger. Chatting and having a couple of beers, walking around and laughing together.

Because the previously complete stranger is less likely to judge you, it seems.

There's no better lie than the truth, I learned from a friend. To be yourself with a stranger and get a bunch of life stories in return.

Seems fair to me.

Grades

I'll get along Arturo in this English-writing exercise. Seems like a nice challenge, although I'm not intended to go anywhere, anytime soon. It's just FOR THE LULZ, disregard the constabulary -and the postgrad education-.

I can recall all the times I had a test and failed to have the result I expected. Mind you, most of the times I expected a perfect test (because why the fuck not, I was the shit). While I was on elementary and high school, I knew by heart that the result was going to be good enough if I couldn't remember how did I answer or which were the questions. If I was able to get in the flow, things went my way. People would ask me how did I do on question one, what did I write to answer the last one, and I just had this poker face while answering them "I can't remember". It surely seemed kinda asshole-ish at the time, but I can tell you it was not mean.

When I was part of the team selected for the National Math Olympics (yeah, there was such a th…

Apego

Pocas cosas resultan más dañinas que el forzar la cercanía a otra persona. Extrañar la cercanía del pasado, creer que uno tiene la respuesta a los problemas ajenos, suponer que si uno no se aleja todo va a estar mejor.

Creerse un superhéroe o una pieza irremplazable. Ser el guardian de la paz y la seguridad ajena. Rondar por ahí. Ser el macho protector o la mamá que siempre saber qué es mejor.

Cuando uno se esmera en cuidar un vínculo, pensar siquiera en necesitar esforzarse por mantenerlo es innecesario. Nada como ese caos sutil y saboreable en el que uno se sorprende y se siente seguro en igual proporción.

Truth

Imagen
Se ha hecho importante últimamente el hablar de la verdad, de lo que representa y de lo que no hace parte de la verdad. De la verdad como un artículo con existencia definida, con atributos, comparable a lo que no hace parte de la verdad. De lo importante que es revelar constantemente lo que no hace parte de la verdad. El mundo se separó de repente, con la verdad a un lado y lo demás al otro, dejándonos a todos en medio, debatiendo sobre cuál orilla es la permitida.

La verdad es una medalla, un certificado, un terraplén de la moral que eleva a su poseedor por sobre sus semejantes. Es una placa brillante y un peto robusto que le permite a su poseedor resistir embates ajenos sin inmutarse.

Bien puede uno ver cómo se volvió importante mostrar que lo dicho por integrantes de uno u otro grupo religioso no hace parte de la verdad. El punto no es avanzar sino demostrar que la verdad no incluye a los otros, a los diferentes. La verdad se hizo excluyente y delimitador cultural.

La verdad no e…

Failure

I falied. But it's ok. I'm still alive so my fear didn't eat me or chew me and spit me, torn apart into pieces and all that.

I failed. But things still work out and true joy still oozes from the things I can do.

I failed. But there are things that I can still try. As a signal of respect to myself.

The whole world is still out there. Let's wander around.

Papier

Hoy vi un papel importante que iba por la calle, empujado por el viento hacia ninguna parte. Como todos los papeles importantes, no estaba doblado ni tenía pliegues; giraba sobre un eje, curvado porque los papeles importantes se llevan dentro de alguna revista o carpeta y van curvados pero sin pliegues para mantenerlos tan cerca de su estado original como sea posible.

El papel giraba sobre la calle, cobraba vida cuando algún carro pasaba cerca y avanzaba unos metros más. El papel, tan importante como fue para alguien más, pasó a ser un absurdo sin fin que andaría por ahí hasta que algo lo aplastara y la lluvia lo arrastrase luego a algún desagüe.

La trascendencia de las cosas no es permanente ni  inmutable, ni mucho menos objetiva. A mí me importaba un carajo el contenido del papel y por eso lo dejé seguir revoloteando a su suerte.

Boss

Sergio escribe sobre el camino ideal a una comunidad sin jefes.

Javier hace una adenda en la que comenta cómo los mejores jefes, los que se ponen de ejemplo a seguir, son los que mantienen una organización más plana, con menos obstáculos, muy parecida a la utopía sin jefes.

Yo sólo pienso en la conversación que tuve anoche con dos amigos, donde me contaban cómo los raids en Warcraft siempre tenían un Raid Leader que estaba pendiente de todo lo que hacían los demás e identificaba quién usaba los spells fuera de secuencia, le quitaba foco al Tank o algún otro error que pudiese hacer fracasar el raid. Así sea como hub y enrutador de mensajes, el jefe es necesario.

Ya todos deben conocer la historia de la sinfónica rusa que intentó tocar sin director. Todos menos Sergio, quiero decir. Con cierto éxito, eso sí. Hay ensambles menos complejos que lo logran con más éxito porque la práctica es menos demandante. No imagino alguna versión de la octava de Malher (Mahler-mano) o algún montaje Kara…

Pogo

¿Que cuál ha sido el momento más demente en un concierto? La respuesta es fácil. La segunda vez que vi a Iron Maiden, después de haber visto a Anthrax abriéndoles (mi español no es muy bueno pero mi metal es excelente, decía Scott Ian y no le faltaba verdad), comenzaron con el discurso de Churchill, Aces High y en algún momento sonó Wrathchild.

Los recuerdos son difusos y sólo sé que de repente estaba corriendo hacia el escenario. Corrí hasta que choqué con una masa de gente y comencé a saltar y empujar todo lo que estaba delante. Había quejas de "sin pogo, sin pogo" que fueron desoídas. Fue como si esa canción invocara un tsunami en medio del Simón Bolívar, conmigo encima de la ola más alta. Sólo recuerdo instantes en los que fui puro metal. Fui libre.

Cuando terminó la canción, volví junto a quienes habían ido conmigo, que estaban unos veinte o treinta metros más atrás. No recordaba haber corrido tanto. Me miraban estupefactos, como diciendo Qué carajos le pasó a este man.…

Explain

El otro día tuve que explicarle a una amiga que uno como hombre no siempre quiere tirar. Uno no está siempre disponible para que alguien más simplemente se trepe encima y se lo coma a uno. Que uno como hombre también es persona, y no sólo un pipí con patas. Que así uno salga con alguien sólo por un rato de sexo, la cosa siempre ha de ser con consentimiento mutuo, contínuo y explícito. Que verlo a uno sólo como objeto pa obtener placer también es machismo y es violento. Que se siente feo.

Me dijo que lo iba a pensar, que no lo había visto de esa forma.

Sólo cuando dije "piense cómo sería si fuese en el otro sentido", abrió un poco más los ojos y se imaginó la cosa.

Ojalá pronto ya no toque decir "imagine que le pasa a una mujer" para que le entiendan a uno.

Following the white rabbit

I’ve been following Arsenal on a regular basis for the last twelve years or so*, but because I’m from South America I’ve no story about getting myself to Highbury for a first game**. While that will always be something I deeply regret, I have instead a story about finding a love without searching, about curiosity and about facing the unexpected.

Until the late nineties access to international football over here in Colombia was very limited. Often expensive and never more than a few matches, it meant the World Cup finals were often the best chance to watch European players for a whole match, as opposed to 30-second video snippets in the news. France ’98 was perhaps the last major tournament that I enjoyed in such a retro-romantic manner, but it was to have a lasting legacy.

A lot of people will no doubt remember all the hype around Brazil and Ronaldo ahead of that competition, but I cherish the memory of another team. I gathered many newspaper and magazine articles as I tri…