Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2014

Sport Ranthought - 20141030

Un rant futbolero que tal vez se haga recurrente.

*

Barcelona mostró en el clásico más reciente que ha abandonado por completo aquello que lo identificaba. La presión en campo rival para recuperar el balón en el tercer cuarto del campo ha desaparecido y no está claro qué busca Luis Enrique. Lo que sí se ve es que los jugadores aún hacen la transición entre el estilo de juego previo y algo diferente.

Por momentos, el Real Madrid se paró en cancha sin un delantero definido; Benzemá aparecía recostado sobre una de las bandas para sobrecargar a uno de los laterales y aumentar las posibilidades de un contragolpe efectivo. Aun así, el Barcelona insistió en mantener la línea de defensa a más de veinte metros de su propio mediocampo, dando espacio tanto al arranque de C. Ronaldo como a los lanzamientos largos de excelentes pasadores: Kroos, Modric y James Rodríguez.

Esta falta de presencia en una zona definitiva del campo hacía ver a Busquets constantemente superado por el ataque rival, cosa…

Disease-free

Imagen
Tener buena memoria es una carga y es inútil en la interacción social.

Es inútil hablar de aquella conversación graciosa con esa persona que no lo recuerda. No sirve para nada intentar crear un chiste interno con alguien que no recuerda el contexto del mismo. Es uno quien recuerda todo siempre.

*

Tener buena memoria es de utilidad en las interacciones sociales y ayuda a vivir mejor.

Siempre se recuerdan las fechas importantes y se planean sorpresas con anticipación. Siempre se dan regalos que uno sabe que gustarán porque se recuerdan esos detalles de conversaciones pasadas. Se puede reír uno solo al recordar alguna situación al azar, una divertida y feliz. Es más fácil recordar en qué nos equivocamos antes para hacerlo mejor la próxima vez.

**

Sufro de buena memoria. Cuando haga referencia a algo que no entiendan, seguro es alguna referencia oscura a alguna situación pasada.

Refugee

Imagen
La ilusión de refugio.

Las personas la llaman de formas diferentes, todo el tiempo. "El hogar es una persona". "Seamos el hogar de alguien".

A medida que uno crece, la ilusión de refugio se hace más importante porque normalmente nos sentimos más desprotegidos a medida que crecemos. Sentir que alguien ES nuestro refugio nos da seguridad y paz cuando podemos quedarnos ahí dentro de un abrazo suyo.

Vivamos la ilusión de refugio.

Reflektor

Imagen
Una que otra vez suelen surgir en mi cabeza algunos recuerdos de momentos en los que me he sorprendido a mí mismo. Momentos en los que he llegado a creer que hay todo un sector inexplorado de mí, el lado oscuro de la luna alejado de la observación cotidiana. Me gustaría hacer un recuento para recordarlos más fácil la próxima vez que los use en alguna conversación.

1

Un día en clase de inglés en el colegio durante los primeros años. Ocho o nueve de la mañana. El profesor, Jorge Urrego, era además el jefe de salón. Un señor en medio de sus treintas con el pelo negro corto y un bigote profuso. La actividad del día era seguir instrucciones; primero en entenderla la sigue y explica qué entendió. Lleve ésto, traiga lo otro. De repente, nos mira y sonríe antes de decirnos que la siguiente instrucción es difícil. Dice algo que deja a todos mirando al frente y tratando de entender. Yo no creo haber entendido pero el lado inexplorado levanta una de mis manos, luego se pone de pie y camina haci…

Baden

Cuando va al baño, el tipo que no tenía el pipí pequeño puede encontrarse en una de varias situaciones molestas o incómodas. Todas suelen estar relacionadas con la forma o disposición del sanitario. El tipo va a encontrar que los sanitarios ovalados son mucho más comodos que los redondos. En los redondos, sobre todo de sitios públicos, el tipo puede verse sosteniendo el pipí con la mano para que no quede apoyado sobre algún resquicio amarillento o de limpieza dudosa. Los ovalados dan libertad, incluso cuando se necesita defecar u orinar cuando se está saliendo todavía de una erección. Otro problema que puede encontrar es que el nivel del agua y en general, el espacio entre las piernas y el agua es insuficiente. El pipí cuelga y toca el agua. De nuevo, las ideas sobre el agua mezclada con desechos y la pobreza en la limpieza dan vueltas en la cabeza del pobre tipo. De nuevo se sostiene el pipí con una mano y lo tuerce un poco para que no toque el agua ni los bordes, sin que deje de apunt…

Intercourse

La intimidad, la vulnerabilidad, la exposición. Todo eso se presenta en simultáneo al tipo que no tenía el pipí pequeño cuando se hace sexualmente activo. Como a todos los demás. Las comparaciones de adolescentes y esas exploraciones que van de lo curious a lo bi-curious, esas puede que le calmen un poco la ansiedad por la reacción ajena. Ajá, que «si no es tan pequeño de pronto no sale tan mal». Si ha sido consumidor habitual de pornografía, puede que albergue más dudas al construir sus expectativas alrededor de escenarios irreales y tamaños inusuales, dos desviaciones estandar por encima de la media. Sus primeras parejas sexuales pueden decirle que ese no va a ser un problema e igual va a seguir dudando hasta que pase el tiempo y la muestra de opiniones se haga estadísticamente significativa. En los últimos años, Internet se ha llenado de sitios en los que una y otra vez, los mismos preguntan las mismas preguntas sobre lo importante que es o no es el tamaño del pipí. Como todos los dem…

Trousers

Imagen
Ya hablamos de lo problemática que puede ser la ropa interior para un tipo que no tenga el pipí pequeño. Ahora podemos revisar lo que pasa con el pantalón. Si la ropa interior no mantiene las cosas en su lugar, cualquier pantalón es incómodo. Ciertos materiales como la pana y el dril son particularmente incómodos en esas situaciones porque los roces inesperados suelen traer consigo mucho dolor. Ya superado lo de las cosas en su lugar, viene el problema del espacio disponible. Cierto tipo de pantalones da poco espacio y aprieta. Otros tantos no son incómodos pero el corte hace ver al tipo como Freddie Mercury. No importa si lo acomoda hacia un lado, hacia arriba, hacia el otro lado. Sólo le queda andar con una mano en el bolsillo para justificar el bulto. O presumir, claro. Siempre puede presumir, si es que necesita subirse el ego de alguna forma. Si el tipo es gordo, es posible que la panza y lo voluminoso equilibren todo visualmente. Si es flaco, usar jeans ajustados suele llamar más la…

Gym

Es posible que las situaciones más peculiares por las que pase un tipo que no tenga el pipí pequeño, se den en ese espacio que denominamos gimnasio. Si el colegio en el que estudia siendo adolescente ofrece esos espacios, será el lugar de las comparaciones (y los comentarios de los demás). Si estudia en un colegio masculino incluso sin gimnasio, las comparaciones tendrán lugar en algún salón de clase. Si el tipo es extrovertido, participará de las jugarretas y de las burlas. Si no lo es, mostrará desinterés por la escasez o abundancia ajena. Igual, esto es lo que pasa normalmente y hace parte de las cosas que nunca se comentan en casa. Ya en edad adulta, existen varios caminos que llevan al tipo al gimnasio. Sin importar cuál sea, siempre pasa por momentos que pueden resultar curiosos o incómodos según se vea. Uno es el exámen médico inicial. Aparte de las medidas de flexibilidad, peso, grasa corporal y tantas otras cosas, el tipo puede encontrarse con que el médico le muestre una serie …

Magnum

Un tipo cualquiera que no tuviese como fenotipo un pipí pequeño. Que por puro azar viviese en Colombia. Uno de sus primeros problemas habría sido, con seguridad, enfrentarse a la ropa interior regalada por padres, tíos y hermanos. Las cajas de calzoncillos Magnum por tres o cinco unidades. Esas que proveían un corte a modo de bragueta tan inútil como incómodo -porque nunca se sacaba el pipí por allí para orinar, que al no ser un pipí pequeño esa tarea era incómoda y requería desabotonar el pantalón, derrotando el propósito mismo de esa bragueta interior-. Y era incómodo porque podía jugarle una mala pasada en situaciones inesperadas. Si de casualidad el pipí se extraviara en algún pliegue por allí o en la peligrosa orilla inferior, podía terminar teniendo una inesperada erección dolorosa en un ángulo antinatural. (Inesperada, sí. A todos, pipí pequeño o no, les pasa) Súmenle que, para este tipo que no tenía el pipí pequeño, estos engendros en el punto medio entre una tanga y un bóxer nun…

Street smart

Imagen
Caminar una ciudad es la forma natural de saber a qué huele.

Caminar sin los prejuicios ajenos. Sin recomendaciones. Reconociendo olores y viendo caras. Acudiendo más a los recuerdos (si los hay) que a las quejas ajenas. Conocer cómo vive la ciudad.

Si uno va a Medellín y recorre el paseo Carabobo con sus alrededores bien puede discurrir entre paseos comerciales en los que el comercio informal es ley, llenos de gente que va a encontrar allá cualquier cosa.
El centro comercial, grande o pequeño, es una figura extraña. En el caso de los más pequeños, pretende darle legitimidad al comercio informal que antes estaba apostado en la calle. Se supone que también les da un espacio más digno en el cual trabajar. Además, le da a las personas un espacio más por el cual caminar sin pensar que están en la calle. Como todos los demás centros comerciales, en los que la gente camina y camina sin pensar que están cerca del tráfico, del crimen y del peligro. Incluso en el paseo comercial más humilde, …

Coordinator

Imagen
Esa noche, cuando llegamos al hostal, nos separamos y cada uno entró a su habitación. En la mía, además del chileno de apellido Riquelme, encontré un nuevo compañero profundamente dormido, roncando plácidamente en el camarote más cercano al baño. Cada ronquido era casi como un gruñido de guerra.

Como ya no era hora de encender la luz, me acomodé en mi cama y me puse los audífonos para poder dormir.

A la mañana siguiente, me levanté y pude ver con la primera luz que el nuevo compañero seguía durmiendo, sin roncar, con el largo pelo negro cubriéndole la cara. Más adelante, mientras preparábamos los pancakes, el compañero de pelo largo llegó a la cocina. No medía más de 1.70 y efectivamente lucía un largo, liso y brillante pelo negro. Rasgos asiáticos y un bigote poco llamativo. Llevaba un traje gris, camisa blanca y una corbata oscura, plana. Llevaba consigo un portafolios negro y maltrecho que dejaba ver el abuso que había sufrido.

En principio no se acercó. Había otra persona en la c…

Transatlántico

Imagen
Yo me pregunto cómo la pasarían esas personas que cruzaban el Atlántico en un barco y se gastaban ahí unas semanas de su vida, entre la litera y el olor a agua salada. ¿Será que preparaban temas de conversación para las dos semanas? Porque salga uno con alguien por cinco días y al cuarto ya están mirando al techo; ya no hay de qué hablar. Imagínense estar dos semanas con las mismas personas y no tener nada reciente que contar porque todos están en la misma historia.

Según este sitio (a cinco de octubre de 2014) uno podía estar entre una y dos semanas viajando por el mar. Podía ser un viaje de negocios, una visita familiar. El tiempo que muchos oficinistas tienen hoy disponible como vacaciones cada año, era el tiempo del viaje de ida hace ciento ochenta años. Cuántos niños se habrán engendrado en ese desocupe tremendo, en un barco por tantos días a punta de libros, atardeceres y un cuarteto de cuerdas si uno tenía plata. ¿Habrá entrevistas donde la gente hable del sexo durante las tra…

Reducto

Imagen
Todos fuimos Cádiz algún día.

Un reducto entre marismas,
una fortaleza entre fango y ruinas
una última esperanza,
un comienzo en la batalla,
una ínsula península

Todos fuimos Cádiz algún día.

Un baluarte inesperado,
Un Dunquerque sin huída,
sin escape ni deshonra,
No un Termópilas suicida
gaetana fortaleza.

Todos fuimos Cádíz algún día.

Todos hemos tenido
la guerra en las pupilas,
visto la muestre desolada,
temido la esclavitud
la servidumbre

Todos fuimos Cádiz algún día.

Ya hemos visto agua retroceder
casi con temor, del poniente,
ya hemos dado la espalda esperando
el golpe artero de la ola galopante.

Todos hemos sido alguna vez una isla
y por suerte hemos encontrado siempre
algo en ella por qué luchar.
Ya llegará el momento
en el que ni Napoleón contra nosotros.