febrero 24, 2017

Politician

¿Deberían los científicos tener una postura política, una opinión y participar actívamente en los procesos políticos locales, regionales, nacionales y globales?

¿Dejan de ser científicos por dar a conocer sus opiniones políticas?

Antes que científicos, creería que son personas, ciudadanos y vecinos de una comunidad. Siendo como son, parte de un colectivo, lo mínimo que uno espera es que participen de las decisiones que se toman para que la comunidad mejore. Además, si se supone que la ciencia es altruista y busca construir, descubrir y ofrecer cosas mejores a la humanidad, ¿no es la participación activa en la vida política una forma de hacer eso mismo? Dirán algunos que para qué participar en algo en lo que no son expertos si con la actividad científica seguro aportan lo suficiente. Yo diría que ser científicos no los define como parte de la comunidad y sólo define sus intereses personales y sus destrezas, mientras que el ser político está en el individuo sin importar su quehacer. Interactuar con otros es parte de lo que nos hace humanos.

Al final, la ciencia (por más aplicada que sea) estará uno o dos niveles alejada de la cotidianidad, de lo que hace que acordemos y negociemos cómo y hacia dónde guiar nuestra comunidad. Un ser político limitado a lo abstracto siempre estará incompleto.

Corolario: Los nazis perdieron el derecho a no ser golpeados en la jeta cuando, como humanidad, vimos que el diálogo no era fructífero y su discurso se mantiene en la línea de buscar la desaparición de un subconjunto de personas. El bienpensantismo y la superioridad moral del que se apega a "abrir espacios de diálogo" se caga en la historia y en la existencia de aquellos que sí son intimidados y amenazados continuamente. Amigo cientifico, dele en la jeta al nazi / supremacista blanco más cercano.

No hay comentarios.: