marzo 15, 2017

Beard

Un señor iba caminando por la once hacia el norte, jugando a gritar ¡BARBAS! cada vez que veía pasar a alguien con barba por la calle. Gritaba ¡BARBAS! y luego decía sin gritar: -Les van a cortar esa baaarbaaa.-

Sólo atiné a responderle: -No me diga eso que me asusto, veciiinooo-.

Nos reímos y seguimos caminando en direcciones opuestas.

¡BAAaaaaarbaaass!

*

Me leí finalmente uno de los libros de Alexiévich y quedé con la sensación de haber visto un documental en forma de libro. Un compendio de emociones que tienen en común la guerra sovieta en Afganistán. ¿Cuánta empatía hace falta para sentarse con tantas personas y escuchar lo que quieran decir, para preguntar sin menospreciar o sin ofrecer lástima? Qué difícil recopilar tantos relatos y qué difícil es ver que todo eso ha permanecido como la mugre, bajo un tapete, por tanto tiempo.

**

Uno no cree que algo pueda ser peor que Matt Damon en medio de una batalla en la muralla china. Luego aparece Scarlett Johansson en los anuncios de Fantasma en la concha. Como desagravio, compré el blu-ray del original.

***

Regalé mi computador de escritorio. Alguien lo necesitaba más que yo y ahora puede estudiar y practicar más fácil en su casa.

Al mismo tiempo, tuve que dejar el móvil en revisión. Eso significa que he llegado a la casa a leer, comer y hacer mockups de dos apps que quiero hacer. Cuando tenga en qué, claro. ¿Compu de escritorio o portátil, qué dicen?

Extraño subir mis fotos a Instagram y Flickr. ¿Extrañan mis fotos?

(Adenda: Un portátil Mac cuesta seis millones de pesos. O más.)

****

Anoche tuve un sueño en el que componía una canción. Me desperté y saqué al perro tarareándola. Me volví a acostar y la olvidé. De pronto me soñé todo eso.

3 comentarios:

Wan dijo...

Es lindo.

Polufonía v dijo...

Extraño tus fotos, panderito

Andrés Salcedo dijo...

Aparezco con regularidad en instagram, señorita doña Polu