marzo 26, 2018

Heat (transfer)

¿A ustedes también les pasa que van al baño, orinan o cagan, y después sienten un escalofrío inesperado? Que además, no debería ser inesperado porque siempre nos pasa.

Qué peculiar forma de probar la transferencia de calor entre un cuerpo más caliente y otro más frío. De paso, hablar de la capacidad calorífica de la caca y de la orina, que parece ser mayor que la del aire que los sustituye.

Ese escalofrío asociado con el bienestar que trae desalojar las entrañas.

marzo 23, 2018

Ranthought - 20180323

Ya se hizo rutina el discutir y el tener que cruzar el carro cada viernes en el mismo semáforo que todos se quieren volar en contravía. Es además, paso obligado para llegar a la casa de mi má, a la que hay que llegar siempre por la misma avenida. Me dijeron que debíá andar por la ciudad con más actitud, que todo es cuestión de actitud. Cuando diez carros eligen ir en contravía para hacer doble fila y volarse un semáforo, no hay actitud que valga porque a eso sólo lo detiene más violencia. Violencia que no me interesa ofrecer y que todos me exigen que exhiba a diario como ritual de convivencia.

Mi mamá, con todo y que viene de su sesión de quimioterapia, con todo y que es nerviosa al viajar en un carro, aboga porque acaben con los taxistas y se aguanta que crucemos el carro para que el taxista/chofer de bus/carro blindado/chofer clasista hijodeputa de turno no nos pase por encima.

Odio a los habitantes de esta puta ciudad.

*

Mi juego favorito es Gran Turismo pero jugar en línea es imposible. Demasiados idiotas. Es más fácil jugar a darse bala contra esos mismos idiotas y que ese sea el objetivo del juego. Mi otro juego favorito, The last of us, es todo un reto para tratar de obtener todos los trofeos. Me faltan dos. Espero que el tercer juego favorito, Call of duty, baje su precio lo suficiente como para no pagar la gana.

**

Cambié el diseño del blog otra vez. Algo que vaya acorde con el chico victoriano que hay en mí. También actualicé el script de Google Analytics.

***

Amo a mis gatos. Cada día los amo un poco más. Amo que Enzo me despierte con su patica en mi barbilla o lamiéndome la oreja. Amo la cantaleta de Chloe cuando llego a casa. Amo verlos jugar y cuidarse todos los días, hacer travesuras juntos y acompañarse incluso separados por la puerta del baño cuando alguno está castigado.

****

Amo a M. Cada día la amo un poquito más. Es el refugio.

marzo 12, 2018

Wahl

Ya van varias elecciones nacionales en las que la gente va a Facebook a quejarse porque el resultado de dichas elecciones no coincide con su percepción de apoyos o mayorías en Facebook. Las redes sociales no son el mundo real, se repiten entre sí e igual caen en la repetición de memes, publicaciones, quejas, reclamos, acusaciones y demás pendejadas, pensando que con eso cambian la opinión o la intención de voto de los demás. Ahi tambien caen los líderes de opinión en redes: youtubers, blogueros, influenciadores varios. ¿Qué valor puede tener la opinión del tal Wally siendo que sólo le habla a los que lo quieren escuchar porque piensan igual? ¿Qué valor puede tener cualquiera de esos ejercicios siendo que son efímeros (como cualquier influencia) y nadie los ve como algo diferente a un meme?

¿Qué haremos ahora?, se preguntan. Todos sabemos que no harán nada más, que no saldrán de esta versión barata del bumper sticker politics.

*

Ya hace diez años salió el Ghosts I - IV de Nine Inch Nails. Recuerdo que fue una cosa muy feliz recibir todo eso, las canciones en FLAC y las fotos que acompañaban las canciones. No recuerdo si pagué por ese o por The Slip. Yo a Trent le pago el guaro, la EPS y la ARL.

**

Colombia debería ser tierra fecunda en filósofos. Acá surge un problema y se procede a argumentar sobre las condiciones del problema, el contexto del problema, la historia del problema. Todo esto, claro, sin llegar a una solución al problema. Lo triste es que esa tierra fértil se corrompe con maleza y por eso estamos plagados de abogados.

marzo 09, 2018

Bloodline

Todavíá recuerdo la primera vez que me sacaron sangre para hacer exámenes de laboratorio. Mi hermana me acompañó a la sede de la EPS que queda sobre la calle veintiséis, un sábado en la mañana, porque por algún motivo nadie más podía ir (y mi papá siempre fue cobarde con las agujas).

Todavía recuerdo a mi hermana verme entrecerrar los ojos y reír de forma nerviosa, preocupada por mí. Como siempre. Creo que fueron dos o tres tubos de sangre, que al sol de hoy sigo sin entender cómo hacen para quitarlos y ponerlos sin que todo parezca una película de Tarantino. Se me ocurren cosas pero nada concluyente.

Me gusta cuando me ponen curitas con dibujitos. En la cirugía más reciente que tuve, me pusieron una curita con cohetes, perritos y balones de fútbol. No me gusta tanto cuando revisan los niveles de azúcar porque salgo con los dos brazos chuzados y con hambre.

Siempre será curioso pensar en lo inusual que es el convivir con procesos así. Con el  haber visto que podíamos ver al interior de nosotros, una gota o dos por vez. Ayer acompañé a M. pero ya no dejan ir con acompañante, así que no pude cogerle la manito mientras le sacaban sangre. Igual la mimé después para compensar.

Ojalá no estemos alimentando vampiros. Qué tal que no necesiten toda esa sangre para los exámenes y todo se vaya a cocteles sanguinarios. Qué tal.

marzo 08, 2018

Ranthought - 20180308

Siempre he creído que StackOverflow es el foro más calmado y equilibrado en el que he estado. Parte de ello está en el formato y en los lineamientos, que son simples y fáciles de seguir. Habiendo pasado ya los seis mil de reputación, nunca creí que alguien la cogiera conmigo allá. Sin embargo, pasó ayer y es la hora que no entiendo por qué. Aparecí con un poco de votos negativos en preguntas y respuestas.

Lo bueno es que SO tiene, entre muchas cosas, un sistema automático que detecta estos downvoting sprees y los revierte. Hoy volví a mi valor de reputación previo pero quedé con la duda de qué carajos le rebota el odio a la gente. Sería alguno de los estudiantes que llegan con preguntas perezosas e incompletas, supongo. O alguna exnovia.

*

Aquí voy, trofeo platino de The last of us.

marzo 02, 2018

La aceleración de la caca*

Tener gatos en casa ha incluido el tener caca de gato en casa. Mucha. Un resto, parce. La entropía del universo se acelera en la barriga de los gatos y producen caca y anticaca. Debe haber en algún lugar, hoyos negros de caca oscura. Probar las diferentes arenas para que los gatos dejen la caca ha sido toda una experiencia llena de cosas y que ayuda a aprender cómo cuidar mejor de los gatos. He lidiado con varias marcas de arena sanitaria y con varias versiones de bolsa para caca. Comento pues mi experiencia con la caca de mis dos gatos, que se quieren lo suficiente para usar la misma arenera, esa que procuro limpiar a diario (palear recogiendo caca y bolas de orina) y a la que lavo cada cambio completo de arena.

* Free miau. Es popular, la bolsa hace fácil transportarla y el precio es módico. El contenido de la bolsa puede usarse por partes, en intervalos de 8, 15 o 20 días. Compacta más o menos bien con la orina (sólo se deshacen la mitad de las bolas) y cubre aceptablemente la caca con su olor. Si se deja más de quince días, se corre el riesgo de que, aunque se vea limpia, absorba el olor a orina y los gatos se fastidien. Mi único motín sanitario ocurrió cuando probé los 20 días con toda la bolsa puesta de una vez en la arenera. Dormí al día 19 con cobijas prestadas; claramente fue una mala idea y desde entonces, cuando sé que debo cambiar la arena ando con miedo de encontrar caca fresca en mi cama.

* Royal cat. Después de usar Free miau, encontrar esta fue como ver a dios. Compacta de maravilla, controla el olor muy bien y limpiarla es muy fácil. Lo malo es que compacta tan bien que no rinde y su precio, intermedio comparado con otras, termina siendo más costoso que otras porque hay que comprar más con frecuencia. Además, la que tiene olor a lavanda la cobran como si tuviese esencia de entrepierna de unicornio.

* King cat. Como la Royal cat se fue mermando mucho antes de lo esperado, tuve que comprar una arena de emergencia. Esta fue la que encontré en el supermercado del barrio y la llevé porque el gato se parece a Enzo con corona (y a Enzo le decimos Lord Enzo). Es terrible y una bolsa completa no dura más de una semana. Úsela sólo en caso de emergencia o prepare las cobijas de respuesto.

* Fresh step. La famosa arena que venden en Price Smart. Venden un guacalado de 42 libras que rinde como mes y medio. Cargarla ya es épico y se siente uno fuerte andando con un bulto de arena sanitaria que pesa más que muchos perros. Huele bien, compacta muy bien, rodea la caca muy bien y se limpia facilísimo. Tiene un dejo de olor a detergente en polvo que me inquietó la primera vez pero bueh. Rinde mucho más que la Royal cat pero, como les dije, no es magia y ese volquetado dura mes y medio (les recuerdo que tengo dos gatos jóvenes).

* Tidy cats de Purina. Es realmente muy mala. No compacta casi nada, por lo que la orina se vuelve una marea de arena oscura en la arenera. Hace lo mínimo para mantener el olor de la caca a raya y por eso no me limito a decir que es un maldito asco. Como la arena orinada se mezcla con la limpia rápidamente, pareciera que absorbiera el olor de la orina en poco más de una semana. Una bolsa cuesta unos veintitantos mil pesos y, si se usa toda de una vez, no dura más de diez días.

* Canada litter. La mejor en el balance entre compactación de orina, control del olor a caca, rendimiento y precio. Es linda como Justin Trudeau pero sin apoyar la masacre saudí en Yemen. Viene en una bolsa de 36 libras. Espero seguir comprando más de esta o de Fresh step.

* Aserrín/madera. Una amiga tiene una coneja. Me contó sobre la opción de usar aserrín con tronquitos olorosos y claramente no es una opción. A menos que deje de vivir en un apartamento, claro, pues el problema está en que la orina escurre y depende de que se absorba, mientras que el olor de la caca apenas se apacigua levemente.

*

Sobre las bolsas, el lío está en su fortaleza. Supongo que ya no son tan gruesas para que tengan menos plástico y que se degraden más rápido, pero es eso mismo lo que las hace más proclives a fallar cuando las lanzo al vacío desde un séptimo piso (y las dejo caer por el shut de basuras, que está en el primer sótano). Son unos 22 metros. La aceleración de la caca no es, entonces, una cosa que deba tomarse a la ligera.

He usado de esas bolsitas que venden para recoger la caca del perro y se revientan al caer. He usado bolsas de las que se usan en papeleras de baño y se siente como si fuesen un poco overkill, un poco excesivas para desechar sólo un poco de caca y orines. Sería chévere contar con una opción menos contaminante y que, a su vez, asegure que la caca no se vaya quedando por el camino. Son muchas bolsas al año.

Encontré ya una vez la caca desparramada en el piso del cuarto de basuras y desde entonces prefiero bajar por la escalera y dejar la bolsa. Con seguridad es mejor que usar doble bolsa o comprar bolsas gruesas para botar caca. La caca que debería estar fertilizando bosques y praderas, algo así. El Jardín Botánico nos debería comprar la caca por kilogramo y el servicio de aseo nos debería descontar eso de la factura. ¡Es tanta caca!


* Título sugerido por M. al ver mis experiencias con las bolsas llenas de caca de gato, cayendo por el shut de basuras. La cacca di Enzo.

marzo 01, 2018

Healthcare

Las diferencias en los servicios médicos disponibles en Colombia se notan en cada detalle y en cada proceso. En el tamaño de las camas y en el grosor de las frazadas. En las ruedas que rechinan a las cuatro y media de la mañana, cuando las enfermeras hacen rodar algún equipo de hospital público o subsidiado. En los tiempos de respuesta a una orden médica, en las respuestas de las juntas médicas. En lo cercana que está la fecha que te dan cuando pides la siguiente cita. En el cansancio en la cara del enfermero, en su disposición a conversar mientras toma los signos vitales del paciente. En el espacio disponible para cada enfermo en Cuidados Intensivos. En lo iluminados que están los espacios donde permanecen las personas enfermas. En lo incómodas que son las sillas donde duerme quien pasa la noche con el paciente.

La medicina prepagada (el seguro médico más completo que hay acá) funciona asegurando la salud como un bien, declara cada enfermedad como un siniestro y cobra un deducible. De hecho, todas las opciones en cobertura del servicio de saludo funcionan de la misma forma y la diferencia es el servicio, lo que se asegura y el deducible. Pagamos pensando en la enfermedad futura, nuestra o de los demás.

Mamá y yo estamos esta vez, del lado correcto del sistema de salud, en donde lo que hemos pagado estos años ahora garantiza que su tratamiento, complicado y costoso, no nos deje en la ruina y todo se haga a la vuelta de un email (con la orden médica correspondiente). Tenemos suerte porque no tenemos que rogarle a nadie por ayuda, medicamentos o cuidados. Nos sabemos parte de una minoría privilegiada y celebro que nuestras versiones del pasado hayan hecho lo posible por conservar ese privilegio pequeño a pesar de todas las dificultades que enfrentamos.

Todo esto es una cosa menos en la que pensar mientras hago lo que puedo para que mamá esté bien.