enero 11, 2017

Ranthought - 20170111

Hardcore Henry (2015) es lo que debe ser cualquier película que intente emular un First Person Shooter (FPS) y no quiera ser un fiasco como lo fue Doom (2005). Una historia efectiva en la que todos comenzamos en el mismo lugar que el protagonista, con giros simples y personajes que se van revelando poco a poco -como en un videojuego-. Una gran cantidad de acrobacias que le añaden sorpresa a las tomas (como todo el tiempo se está viendo la acción en primera persona, saltar de un sexto piso no es una cosa trivial o que el espectador espere) y movimientos reales, de los que no marean al ver porque nadie se mueve buscando marearse. Nada de lo que pasaba con la Bruja de blair o Cloverfield porque no es una cámara en la mano de algún infeliz.

Jolly good!

*

Look who's back (Er ist wieder da, 2014) aprovechó que se han levantado los vetos para publicar cosas relacionadas con Adolf Hitler y usa una fiel representación del hombre en la Alemania actual. Un buen ejercicio que deja ver cómo se mueve la gente y qué dice la gente. Un montón de testimonios reales que deberían ser ficticios pero no lo son. Cualquiera podría contar cuántas veces se oye a sí mismo decir Este tipo no está tan equivocado y reflexionar. O contar cuántas veces se oye a sí mismo decir La gente está jodida. El final de la película es entre condescendiente y necesario.

No hay comentarios.: