noviembre 03, 2016

Ranthought - 20161103

Hacía fila en el supermercado el lunes en la tarde. Iba a pagar una piña, unas manzanas y unos tomates. Junto a la fila estaban las revistas de siempre. Frente a ellas, una señora de muchos años con unas gafas bonitas que leía juiciosamente una revista de opinión. Bueh, una de esas revistas que eran de opinión y ahora sólo sirven intereses bien definidos sin ambages. A pesar de las gafas, la señora leía muy de cerca, casi que moviendo la cabeza horizontalmente para cambiar de palabra. Estaba inmersa en la revista en sentido literal y figurado.

Su actitud no cambió en lo absoluto cuando se oyó un UUUUGGGGH tras las cajas registradoras. Fue seguido por un ZOOOOOOHH y un PAAAAFFFF. Era Batman luchando a mano limpia con un señor vestido de camuflado. Estás destruido, Batman, decía el hombre camuflado. Te voy a quitar la máscara, aullaba el pequeño Batman. El hombre le decía que esa era su cara y arremetía de nuevo contra el joven vigilante nocturno. Más UUUUUGGGHHH, WAAAAAHHH, ZOOOOOCK y eso. La señora de las gafas seguía leyendo de cerca la revista. El hombre de camuflado salió del supermercado al trote y Batman salió corriendo para no dejarlo escapar. Se le cayó su máscara pero nadie logró ver con claridad quién era el enmascarado en realidad.

La fila avanzó un puesto.

*

Me gusta lo que veo cuando miro el espejo.

**

Está interesante esta iniciativa de publicar datos generados por el Estado colombiano para que la gente haga algo con ellos. A ver si hago algo, así sea por jugar.

No hay comentarios.: