octubre 11, 2016

Apego

Sería chévere que existieran espacios en los que un hombre curioso pudiese encontrar ideas sobre cómo lidiar con sus emociones, con el apego hacia una persona. Que alguien sin pretensiones dé ideas sobre cuáles vínculos pueden ser tóxicos. Que se pueda dar cuenta de cómo no es el único que se ha sentido así. Que va a estar bien. Esas cosas.

P. me preguntaba si creía que era cierto que entre hombres es poco común hablar de cómo nos sentimos. Al menos entre los cis, la cosa es casi un problema del huevo y la gallina porque a uno lo educan en un entorno en el que eso es como extraño y eso pa qué, por lo que la situación actual se alimenta de la educación y los hábitos del pasado, que a su vez alimenta a la siguiente generación.

Por algún lado hay que empezar, digo yo.

No hay comentarios.: