mayo 15, 2016

Ranthought - 20160515

Celebro St. Totteringham's day con vino tinto y pan árabe. Soy un poco feliz.

*

Presenté una prueba técnica y no me rindió tanto como hubiese querido. Eran cuatro problemas y avancé dos y medio (digo y medio porque planteé el algoritmo de un tercero incluyendo la descripción de las estructuras que usaría). Fue interesante usar hackerrank y pude ver que es una interfaz simple y efectiva, tanto para quienes crean pruebas como para quienes las intentamos resolver. Describen además dónde corren las cosas y cómo. Lo que me parece discutible es el Code of Honor que hacen aceptar al iniciar una prueba, en el que uno se compromete a no buscar nada ni usar nada aparte de un IDE y la documentación del lenguaje elegido. Me parece interesante la idea al practicar para alguna certificación pero sostengo que no se es eficiente reinventando ruedas; todo está en el análisis sobre la posible utilidad que pueda tener un fragmento de código o una librería.

Además, ¿hace cuánto que uno no usa, digamos, una instancia de Scanner para recibir un dato? Porque acá esa es la única forma de enviar y recibir datos, STDIN y STDOUT.

Sobre la revisión personal al terminar el ejercicio, creo que mi problema siempre está en que me quedo revisando los casos de prueba y no avanzo rápidamente. Mi falla suele estar en que me quedo analizando los posibles escenarios del problema. No sé siquiera si eso es realmente una falla mía y supongo que a los potenciales empleadores que revisan estas pruebas tampoco les importa. Supongo que fallé otra vez.

Será aprovechar el usuario nuevo en esa página y hacer ejercicios hasta que me salgan las soluciones "estándar" como escribiéndole cartas a la novia.

1 comentario:

Laura Varón dijo...

No es de reinventar la rueda, agreed. Es como si me quitaran puntos en una prueba o me regañaran en el trabajo por consultar la RAE cuando dudo al corregir una oración especialmente problemática.