abril 03, 2016

Ranthought - 20160403

Esta mañana veía algún partido de fútbol colombiano y mostraban cómo cantaban el himno de Bogota. De repente me vi recordando las prácticas de desfile deportivo en el colegio (porque había una inauguración de los juegos intercursos) y los castigos por no aprenderse el himno del deporte (que normalmente incluían unas horas más de práctica de marcha).

Sí, hay un himno del deporte. Aparecía en libros de educación física y todo.

Sí, hay libros de educación física. Y no, no son sólo para los que pasaban educación física con incapacidades médicas y trabajos sobre la historia del voleibol.

¿De dónde sale la necesidad de himnos? Por qué toca cantarle a las cosas. Himno de la ingeniería, himno de la laparoscopía, himno de la colonoscopia, himno de los circos de pulgas.

*

¿Se han fijado en la forma como cada app o sitio de citas online monta el modelo de interacción, la promesa de valor y el modelo de negocio? ¿Han visto cómo eso modifica el subconjunto de personas que lo usa? Son experiencias bien peculiares y todas son diferentes. Hay mucha información ahí sobre cómo las personas interactúan. Tanta información.

**

Voy a intentar ir al Campín a ver un partido de fútbol. Espero que no me hagan quiz a la entrada como le pasó a más de uno en el partido de millonarios contra nacional. Yo iba a norte a sentarme en una ruana antes que muchos de esos culicagados naciera; me resulta francamente estúpido que me exigan ser o hacer si ninguno de ellos vió jugar a Juárez, a la gambeta Estrada o a Iguarán Y YO SÍ. Sigan aplaudiendo a... hmmm... ¿a quién puede aplaudir uno de millonarios ahora?

No hay comentarios.: