abril 19, 2016

Vandalism

Hoy vi a alguien apagar la interfaz de red de un servidor alojado en un servicio en la nube. También vi las caras de terror de sus compañeros de equipo.

Me parecería un ejercicio interesante para probar la verdadera disponibilidad y vulnerabilidad de lo que se monta por alla arriba. Lástima que normalmente eso pasa sólo cuando de verdad se necesita usar ese servidor con urgencia.

*

La oficina ahora está cubierta con un vinilo blanco que tiene una cuadrícula impresa. Es un tablero infinito; podría trazar una línea alrededor de toda la oficina si quisiera.

Es una invitación al vandalismo pero no se me ocurre qué escribir.

No hay comentarios.: