julio 28, 2013

Relentless

Tristeza
*
En todas partes.
*
Nunca había estado por tres días así. Con la lágrima viva en el ojo casi todo el tiempo. En un llanto ininterrumpido, que no cede ante el sueño profundo o la embriaguez adormecida. Sólo lloro y las lágrimas no se agotan. Esto no parece mejorar; pareciese que no he tocado fondo. No sé qué me asusta más de esas dos cosas.

Y extrañar el contar con una confidente no ayuda.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

csglr09: Va un abrazo tardío.

Andrés Salcedo dijo...

Gracias por el abrazo, Carolina. Es más que bienvenido y nunca será tardío. :)