julio 03, 2013

Light

No importa que uno viaje a toda velocidad por la carretera, tratando de dejar a un lado los problemas en uno mismo. Esos problemas suelen ser ideas que viajan a la velocidad de la luz por nuestra cabeza. Y nada es más rápido que la velocidad de la luz.

Moraleja: Resolver los problemas y no usar el viaje como programación neurolingüística. No funciona.

No hay comentarios.: