diciembre 12, 2016

Wallet

El haber perdido mi billetera anoche en un taxi me hace cuestionar la necesidad misma de tener una. Al final entiendo que no logro nada con ser más jipi: la cédula y la licencia de conducción hay que llevarlas encima, la libreta militar no sirve para nada pero eso no lo entiende la milicia y toca cargarla también, la matrícula profesional sólo sirve para licitaciones, el carné de la Medicina prepagada no debería existir, los billetes y las tarjetas han de ir en algún lado.

Podría llevar eso en cualquier bolsita o en un atado mínimo. Puras ganas de ponerle sitio a las cosas. Porque no falta, además, el que llena eso con papelitos, facturas, constancias, estampitas del divino niño, boletas de cine que le recuerdan besos buenazos, cosas así.

Por cierto, yo no cargo fotos de nadie.

5 comentarios:

Nicolas Arteaga dijo...

Antes me extraña que no tenga una foto de Özil

Nelson Castillo dijo...

Es como tener algo para que a uno se le haga la vida difícil, perder todo lo importante de una vez. El ladrón sabe donde buscar.

Es como cuando estaba de moda tener cadenas grandes de oro, cosa que no me tocó a mí. El ladrón sabía por qué ir.

Andrés Salcedo dijo...

@Nicolás: A Mesut lo llevo en el celular.

@Nelson: Exacto. Vea que ahora el robo de bicicletas también se ha organizado. Y así, la atención de quien busca se centra en lo seguro.

Nelson Castillo dijo...

Cuando vivía en Brasil tenía una nota en la cartera: "Si encuentra esta cartera el dinero es suyo, por favor enviar la cartera sin dinero a DIRECCION. Si la cartera no tiene dinero yo le doy, los papeles son importantes.".

Una vez se me quedó la cartera en un taxi y yo andaba desesperado y triste porque había algo ahí que necesitaba. Tenía que viajar. A los pocos días llegó la cartera a la casa. Los 450 reales que estaban no llegaron, pero yo estaba saltando de la alegría.

Andrés Salcedo dijo...

@Nelson: Imito su iniciativa y ahora la billetera está marcada. Como decía en el post, hay cosas del colegio que no deberían dejar de hacerse (como marcar las cosas).