mayo 09, 2012

Slow down

Alistaba las hojas amarillentas, el libro de cálculo, el portaminas y el borrador. Dejaba todo dispuesto sobre la mesa y me recostaba en el sofá. Veía el segundero moverse oscilante por un rato, cerraba luego los ojos y me dejaba llevar por la necesidad de elaborar los sueños.

De imaginar improbables.

Una y mil situaciones con A.

Abría de nuevo los ojos. Sopesaba los ejercicios de cálculo y la necesidad de soñar un minuto más. Ver el segundero, cerrar los ojos de nuevo. Soñarme con ella una vez más.

***

Nuevamente quiero darme tiempo de soñar con cualquier cosa, si es que logro hacerlo. Habrá que poner a dieta la cabeza y reducir la información que le doy a diario. Al menos por cinco minutos más.

No hay comentarios.: