julio 17, 2016

Drop

Es extraño que alguien escriba sobre un deportista diciendo que dejó botado al país. Suena grave, suena a que el deportista dejó a un lado a todo un Estado y al constituyente primario. Suena a que el paro camionero no se va a resolver debido a las pésimas decisiones del deportista. Da a entender que el proceso de paz podría estar en peligro debido a la pobre actuación del deportista.

Hasta cuándo seguirán cayendo en la idea tonta del deporte de alto rendimiento como extensión de la naturaleza, presencia y poder de la Patria, de esa cosa horrible que asocian con el sitio en el que la mamá lo parió a uno.

Corolario: A quien corresponda, estoy disponible para escribir cosas decentes en el sitio web de El Tiempo. Sin títulos idiotas, sin la pésima redacción que suelen ofrecer. Cobro barato.

No hay comentarios.: