marzo 21, 2016

Jumping

Yo siempre he sido un ser de hábitos nocturnos. Me reconozco como tal. Leo linterna en mano y veo películas tarde en la noche desde hace muchos años; desde que se leer y tengo cómo ver películas tarde, básicamente. Estar despierto en la noche normalmente me lleva a estar solo porque todos duermen; estar despierto de noche es estar despierto cuando todo está en silencio y todo suena más fuerte.

En una de esas noches fue que conocí a los Rolling Stones. Por casualidad y en forma de acertijo.

Estaba viendo qué película darían en el espacio de una de la mañana y encontré que sería alguna historia en la que Whoopy Goldberg trabajaba en una oficina con muchos computadores. Gente con walkman, gente en patines, todo muy empapado de los años ochenta. De repente se veía involucrada en una conversación con alguien que se identificaba como Jumping Jack Flash a través de una de las terminales financieras y le enviaba a hacer diferentes tareas. Whoopie se consigue el vinilo de los Rolling Stones y comienza a cantar esta canción una y otra vez, "saca la letra" de la canción y la va usando para buscar la respuesta a un acertijo. En algún momento la encuentra, seguramente; la verdad es que recuerdo poco más allá de esa parte.

Al final, sé que Jack Flash el saltarín (que era como lo traducían en español latino) era un gentil espía británico que había acudido a ese canal para comunicarse con alguien del mundo occidental y poder así salir de su misión en algún lugar del bloque soviético. Perdón si le daño la película a alguien pero a) no es un clásico, y b) tuvo treinta años para verla.

Cuando pude, bajé esa canción y comencé a oírla yo mismo, tratando de recordar los garabatos de Whoopie en el papel. La tormenta de balas y todas esas imágenes. El saber que no importa nada de eso que nos cuenta la canción porque ya todo está bien.

No los seguí oyendo, no me hice uno de sus seguidores. Sólo hicimos un acuerdo tácito en el que yo conservaba mi recuerdo de Jack Flash el saltarín con cariño y ellos seguirían rockeando por toda la eternidad. Acuerdo que seguimos cumpliendo hasta ahora.

No hay comentarios.: