febrero 10, 2015

Sport ranthought - 20150210

¿Alguien pensó que el Manchester City dependía tanto de Yaya Touré? Es decir, este equipo ha buscado cubrir cada posición del campo con dos y tres jugadores de buen nivel para enfrentar todas las competencias. Sin embargo, la defensa se ve expuesta y vulnerable ahora que el corpulento y habilidoso centrocampista está atendiendo partidos en la Copa Africana de Naciones.

Kompany se ve como un capitán voluble y con poco acierto al hacer cierres; Demichelis es lento; Zabaleta no alcanza a cubrir los errores de todos; Clichy le quitó el puesto a Kolarov y todos recordamos los momentos en los que Gaël toma malas decisiones, se apaga momentaneamente. Hace poco compraron un defensa joven, Mangala, por una cifra desproporcionada. Se ha visto cómo no hace justicia a lo que pagaron por él; le faltan muchas temporadas sobre los hombros y se ve descompuesto e inseguro.
Frente a ellos, Fernando y Fernandinho erran pases, no dan salida, cortan el juego de forma violenta (dependiendo de qué tan permisivo ande el árbitro de turno). No cubren a los cuatro que estén detrás de ellos y eso se nota. Quien logra aprovechar estos espacios juega con propiedad contra el City.

Hace un tiempo pregunté si el dominio basado en el dinero disponible iba a hacerse irrebatible. Aunque todavía siguen a varios partidos de distancia del resto, me atrevo a decir que no dan abasto. Chelsea comienza a flaquear ahora que llega a rondas relevantes de copas y fechas clave de la liga. ¿Alcanzará para que otros lleguen a disputar la liga como el año pasado?

*
Después de varios partidos como titular, comienzan a llegar los primeros comentarios relevantes sobre el desempeño de David Ospina. Con esto quiero decir que los blogueros más reconocidos alrededor ya le dedican tiempo.
El más reciente es el podcast de arse2mouse y en general cubre todo lo que se ha dicho, tuiteado y escrito sobre Ospina en el último mes. Y es que le ayuda mucho haber estado en "el milagro del Etihad", ese partido tácticamente perfecto en el que igual fue figura. Sin embargo, algunos señalan que su estatura no le ayuda a ser dominante en una liga donde más de uno busca cabecear y ganar por arriba. También aplauden que sea un buen atajador. Comentan cómo muchas veces elige sacar largo, una cosa poco vista en Arsenal recientemente. A veces elige bien receptores; a veces, como hoy contra Leicester, elige mal y sus saques terminan en ataques del rival quince segundos después.
Ojalá termine de establecerse como titular, ojalá se sienta más seguro y mida mejor esas salidas que a veces no mide bien.

**
La NFL como espectáculo supera a muchos otros. El tiempo de juego es corto y mucho se va en repeticiones, tomas entre jugadas y anuncios comerciales. Aún así, entrega muchos datos, muchas opciones y cambios súbitos en el resultado. Un gran espectáculo sin duda. El partido entre Seattle y Green Bay por el campeonato de la NFC así lo demuestra.

**
El otro día me senté a ver un programa de WRC sobre el rally de Montecarlo. Robert Kubica sigue rompiendo cuando carro lo ponen a conducir. Parece ser el equivalente del que hace una de más en fútbol. Eso sí, es bueno verlo conduciendo de nuevo después de su accidente en Montreal hace ya unos años.
¿Les he contado que me parece más talentoso un conductor de rally que uno de fórmula 1?

No hay comentarios.: