Caminata


Recuerdo la mañana que caminé por el capitolio gringo. Sé que ayudé a muchas personas que querían una foto. Dos mujeres en sus cincuentas, que seguro viven a menos de doscientos kilómetros de ahí, fueron las menos tímidas y pidieron repetir la foto porque querían que se viese mejor el fondo. Era una mala cámara que lo hacía difícil.

Recuerdo que aprendí a usar una cámara y un iPhone en chino mandarín. Sin saber chino mandarín, claro.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Consent

Frustration

Ranthought - 20170726