noviembre 21, 2014

A priori

De regreso al Millenium Bridge (3)

[SPOILERS AHEAD]

Después de ver Interstellar y leer los comentarios variopintos de quienes la vieron, me quedan algunas dudas e ideas en la cabeza. La primera es que muchas personas usan lo que reciben de la divulgación científica para criticar una película de ciencia ficción. Usan los conceptos, seguramente vagos o incompletos, para quejarse porque lo que vieron no coincide con su interpretación de la ciencia. Es un fenómeno extraño porque es lo contrario a lo que buscan quienes hacen divulgación científica. Sagan no ofreció su analogía Flatland para que otros la usaran como garrote. Al contrario, la analogía sirve como puente para saber qué camino tomar al buscar respuestas de nuevas preguntas (porque la divulgación es incompleta).

Otra idea extraña es que vean el uso de recursos conocidos y denominen la película "una mezcla de esto y lo otro". Muchas personas han discutido por muchos años cómo sería más conveniente la exploración espacial, por lo que salirse de allí le restaría credibilidad al escenario que presentan. O que la nave Cooper sea fiel representación del midwest americano e ignoren la queja del personaje al respecto y nadie se pregunte por la resistencia al cambio de miles de personas a las que deben convencer de irse hacia lo desconocido. ¿Por qué una película de ciencia ficción despierta opiniones en vez de preguntas? ¿De verdad necesitamos hacer saber nuestra opinión sobre las cosas en lugar de las preguntas que tenemos sobre las cosas?

La última idea rara es la elaboración desmedida de los argumentos. El desconocimiento de emociones básicas en los personajes, mientras se buscan patrones y "esquemas malos" para criticar. Los granjeros no son torpes y rústicos, el amigo de Murphy sólo tenía miedo del tipo que le metió un recto al mentón una hora antes; no había espacio para que el Dr. Mann les dijera "mentiras, aquí no es bueno" pues el tipo sentía vergüenza y necesitaba dejar su pasado incriminatorio atrás (incluyendo a todos los otros seres humanos). El desconocimiento, consciente o no, de esas emociones básicas, lleva necesariamente a baches en la visión personal de la historia. Las emociones enmarcadas en una historia de ciencia ficción donde las interacciones están condicionadas por el espacio y el tiempo. La empatía es básica a pesar de la historia elaborada y pretender una mayor elaboración de los personajes es complicarlo innecesariamente.

Por si acaso alguien pregunta por qué código Morse y no un papelito, una búsqueda rápida deja ver que nadie sabe aún cómo se transmite la fuerza gravitacional y a las teorías existentes les falta hacer predicciones suficientes. Nadie sabe tampoco qué hay más allá del horizonte de eventos de un agujero negro y sólo hay aproximaciones matemáticas que igual siguen en revisión. Esto y tantas otras cosas deberían ser una excusa para soñar más. Más a menudo, con entereza. Sé que cada vez tenemos menos héroes y a los pocos que quedan los juzgamos de brazos cruzados y ceño fruncido; esa escasez de ejemplos inspiradores pareciera quitarnos la posibilidad de soñar.
Ser adulto se convirtió en vivir buscando la correctitud, siendo que la ciencia es ante todo inspiración. Es humana en cuanto surge de la inspiración guiada. Como el arte. Y es ahí donde yo creería que la ciencia ficción tiene su nicho.

Y no, todo esto no es una opinión más; sólo son preguntas.

No hay comentarios.: