junio 25, 2013

Runes

Creería que lo más difícil es no tener algún futuro latente por vivir. Una suerte de «destino manifiesto» personal, si se quiere. No tener certeza alguna sobre lo que podría o debería hacerse con uno mismo.

*

La runa de Odin es todo futuro. Nada es posible y todo está permitido. No hay que cumplir ya con ninguna expectativa, es un regalo de libre albedrío.

Me despierto cada día viendo al techo y creyendo que estoy viendo la runa blanca. Creyendo que podría hacer cualquier cosa. Sin saber aún qué.

No hay comentarios.: