marzo 20, 2013

Ranthought - 20130320

La única vez que pensé en no esperar a tener que morirme, deseché la idea pensando que le haría daño a otras personas. Es una forma peculiar de decir que la gente me salvó la vida.

Porque a veces, en verdad, uno llega a creer que eso es lo único que sabe hacer medianamente bien. Pensar en los demás.

No hay comentarios.: