agosto 19, 2013

Been there, blah blah blah

Hace un par de semanas me pasaron el enlace a un video que, según decían, me ayudaría a mejorar el ánimo y a encontrar ideas para lo de lidiar con la tristeza.



Después de varios intentos fallidos, hoy vi el video completo. Sí, siempre lo interrumpía por algo pero bueh, ya lo vi.
¿Saben qué me hizo pensar? Que lo vulnerable como el camino correcto a la convivencia de acuerdo a lo que uno cree... eso ya lo había tenido en la cabeza cuando decidí exponerme en vez de esconderme, hace ya como diez años. Diez. Cuando revalué el usar máscaras y el dividir la vida como un rompecabezas, dándole dos piezas a cada persona en el camino. Sí, yo hacía eso por miedo a exponerme.
Pues muy bien, ya lo había pensado. Ajá. ¿Si es así, yo por qué sigo sintiendo que no merezco cosas? ¿Por qué la facilidad para ayudar a otros no se traduce en «oiga, yo sí merezco que los demás se acerquen y compartan conmigo»?
Bueno, al menos ya había pensado lo mismo que una señora de esas que estudian mucho y hacen cosas importantes. Yupi. Pero se me olvidó en el camino y por eso no hice una charla TED. Mal.

No hay comentarios.: