diciembre 27, 2018

Cleaner

Cerré al menos quince pestañas que tenía abiertas en la sesión de Firefox y siento que es el día más productivo en semanas. De paso, no sienta nada mal un poco de salud mental; al menos quince cosas menos en las que gastar atención (o preocupación indirecta por seguir aplazando).

Todo hizo parte de una sesión de mantenimiento a mi configuración de Firefox. Porque ajá, no uso Chrome. Ajusté la configuración de privacidad para bloquear cuanto tracker se pueda. Instalé hace unos meses Privacy Badger y lo ajusté para bloquear más cosas. No instalo AdBlocker porque no me interesa que se lucren a costa de la lista de "sitios cool que sí pueden mostrar publicidad". Borré contraseñas viejas. Borré favoritos viejos. Limpié caché y cookies en todas mis sesiones activas. Y sí, tengo una cuenta Mozilla y sincronizo las cosas entre navegadores en mis equipos y el celular. A Mozilla Foundation le creo; a Google ya no.

Compré alfabravo.team. Desde ahora, blog.alfabravo.team apunta a este blog, pero espero que apunte a un blog no-google en el futuro. Ya les contaré.

Aproveché y borré el historial de ubicación que FaceBook tenía de la época en la que tenía instalada la app en el celular. Eso y las preferencias de publicidad, que estaban llenas de basura. Sí, así es, sólo entro a ese sitio desde navegadores web, incluso en el celular.

Ahí vamos, poco a poco.

2 comentarios:

Arturo Sanjuán dijo...

También dejé el Chrome por Firefox gracias a un post suyo y me ha ido bien, me gustaría dejar el gmail pero eso sí que se ve difícil a estas alturas.

Andrés Salcedo dijo...

@Arturo: En general, el memory footprint de Firefox es más amable. Aparte está eso de que Google puso unos frames en Youtube para que renderice más lento en Edge... son unos puercos hps, iguales a los demás.
Lo de dejar Gmail, es complicado por el volumen y por lo que está asociado a esa cuenta, pero entre menos dependencia haya, mejor.