agosto 21, 2010

Focus (II)

Creería que el problema está en que el sistema social que se desea modificar, como todo sistema vivo, tiene varios niveles de resolución en los cuales podríamos fijarnos y encontrar un conjunto de reglas diferentes para cada uno que, según el caso y juzgando con prontitud, podríamos ver como yuxtapuestas o incluso contradictorias. Así, existen requerimientos culturales que una comunidad demanda, aun cuando choquen abiertamente con principios individuales e incluso con construcciones instintivas en cada elemento constituyente.

Todo pasa por reconocer estas características en el sistema social. Eso ahorra tiempo en discusiones. Lástima que sólo sea un cambio de pregunta y no una elaboración que guíe la respuesta.

Por ahora.

1 comentario:

Juan Pablo dijo...

Uno pensaría que un pensamiento tan profundamente metatemático debe venir de una experiencia de la realidad. Puede perder su encanto verbal y la riqueza autoreferente, pero podría ser mas iluminante si hubiera un ejemplo, o si el autor realmente explicara porqué se le ocurren esas barbaridades.