junio 05, 2008

Tiranía del lector 5: the stairway is moving up

De como Herr kamerad termino dandole clases de español a Mazinger "Tu Papa". :P (sic)
Himura


La vida lo enfrentó desde joven a diversos eventos que lo llevaron a ser una persona con curiosidad e interés por descubrir. Sin duda uno de estos fue, como se describe a continuación, una experiencia de total renovación.

Hace varios años ya, los idiomas eran para Alfabravo un camino para conocer otras culturas y otras historias. Fue en ese entonces cuando tuvo la oportunidad de conocer a alguien que lograba hacer uso del japonés para dar gracias al Señor.

Alfabravo sintió curiosidad por conocerle, por dejar que su personalidad arrolladora acabara con sus dudas sobre la fe o que la misma le diera razón a sus sospechas. Era el momento propicio para acudir a su presencia... finalmente, sus palabras habían resultado en un éxito arrollador en todo el mundo, llegando incluso al tradicional público colombiano con su último trabajo



Y aunque resultó ser la senda del bienestar (para su bolsillo, golpeado por la baja en la venta de manga), la amistad no se vió afectada por ello. Muy al contrario, Alfabravo le apoyó en la incursión a nuevos mercados ávidos de iluminación.

[... páginas perdidas en la historia después de ser censuradas por ...]

Tras un tiempo, el éxito en ventas resultó ser tal, que llegó a manos del evangelizador Castí una invitación bien particular, traída desde algún lugar de Baviera. La misma lo instaba a visitar la Universidad de Bonn para discutir las ideas que pregonaba en sus canciones. Era la oportunidad esperada para conquistar el bolsillo europeo con sus canciones venidas de algún lugar entre Marcos Witt y el j-pop.

Y así, Castí y Alfabravo viajaron al encuentro del extraño seguidor, que resultó ser un estudiante llamado Joseph. Este se veía atareado entre sus escritos, en los que pregonaba la necesidad de ser tolerante y de interactuar con quienes piensan diferente, creen diferente. Después de un diálogo lleno de lugares comunes y sentimientos rebuscados en el que Castí logró conmover al joven estudiante con sus palabras llenas de fe (y de interés, claro), el muchacho inquirió a Alfabravo de forma inesperada

- Verás, hijo mío... hay cosas que no domino muy bien. Por ejemplo, ando en curso rápido de latín, lo cual ha hecho que obtenga muy malos resultados en mis clases de español. ¿Podrías ayudarme? Veo que eres una persona prudente y hábil en la diplomacia, lo que me da a entender que manejas el idioma de forma más que adecuada.

Acordaron que las clases durarían tres meses, tres días a la semana. Mientras, Castí aprovechaba las clases para conversar esporádicamente con aquel joven y tomar nuevas ideas que le ayudaran a componer el material... eso sí, ya sabía cuál sería el nombre del nuevo trabajo: Desde mi retiro.
El progreso fue evidente, pues su mejorada habilidad llevó al joven a hacer nuevos amigos, estudiantes como él, venidos desde diversos lugares del mundo. Tal habilidad para acercarse a los demás le daría frutos años después.
Así pues, al término de los tres meses los visitantes regresaron a su país, no sin antes desear mucha suerte al joven Joseph en su futuro, creyendo que su prédica sobre la tolerancia a la diferencia aseguraría un mejor futuro para todos, creyentes o no. Castí, encantado por lo útil que el ambiente había resultado ser para su habilidad como compositor (y como vendedor), se prometió a sí mismo volver, sin saber que su carrera podría fenecer pronto, una vez conoció a Feynman. Pero eso es otra historia.

Es así como, sin proponérselo, Alfabravo ayudó amablemente a quien más adelante mostraría que su interés no es dar valor a las lenguas sino conocer mejor a quien desprecia. Es curioso ver a dónde llegan las personas guiadas por la música...

----------------
Listening to: Stone Temple Pilots - Where The River Goes
via FoxyTunes

No hay comentarios.: