mayo 19, 2008

A fist of thoughts


Haciendo eco a dos weblogs que comentan la situación actual de la Universidad Nacional de Colombia y los conflictos que en su interior se presentan actualmente, puedo comentar que:

  1. La petición en línea que está a disposición de todos los estudiantes para firmar contra el bloque indiscriminado, aunque resulte significativa, no debe ser el único lugar en el que aquellos que estemos en contra de la radicalización. Precísamente ese ha sido el problema, el estar siempre detrás de una página web o de un libro, ignorando con miedo y desazón a quienes pretenden imponer su 'agenda', si es que puede llamarse así. Es enfrentando esa postura radical (y finalmente inocua ante los problemas reales) a través de la construcción colectiva y la discusión propia de la academia -más que solo positiva, respetuosa de la diferencia-. No se trata de decir que los buenos seamos más, como suelen hacer muchos; simplemente los que queremos hacer las cosas de otra forma somos más y sobre todo, merecemos respeto.
  2. Hoy lunes 19, en poco más de una hora (8 am), habrá una marcha que parte de la entrada de la calle 26. No sólo la marcha requiere de la asistencia de todos. Más que eso, el día de hoy debe estar lleno de lo que debe representar a la Universidad: la construcción de conocimiento, la discusión libre de ideas, el rechazo al uso indiscriminado de la violencia y a la imposición de ideas.
  3. Todos temen el resultado de las decisiones que la rectoría pueda tomar. Sobre todo después del comunicado expedido el día viernes. A mi me preocupa más que este espacio del que tanto aprendí, no esté disponible para otros en el futuro cercano; que la deconstrucción progresiva termine convirtiendo este espacio, representación plena de la universalidad del conocimiento, en un proyecto de unos cuantos para implementar políticas ajenas cual injerto, pretendiendo emular intereses ajenos. Ese es el papel de nosotros, los que hacemos parte de la comunidad académica el día de hoy: preservar y construir aquello que deseamos que otros reciban y continúen mejorando. Hay que construir en conjunto, en rechazo abierto a quienes inundan la Universidad con anacronismos desde las dos orillas del río.
  4. Resulta cuando menos alentador ver que los departamentos de Física, Matemáticas y Estadística lograron lo que muchos otros ni pensaban: sentar una posición explícita de rechazo al uso indiscriminado de medidas esencialmente violentas. Sólo el colectivo, pacífico como lo es, puede excluir esas minorías de forma efectiva. En Ingeniería somos más de seis mil estudiantes, así que emular esto no debería ser difícil... bueno, si salimos desde detrás de las páginas web y los libros, tal vez. Yo voy a la Universidad hoy, ¿y usted?
  5. Después de todo, aún hay esperanza. Hace falta algo de imaginación.

No hay comentarios.: