julio 11, 2007

Una delgada línea

Sí, es una delgada línea la que separa muchas cosas, muchas veces. La sinceridad y el egoismo, por ejemplo.







PD. Cuando el guerrero lo considera necesario, pareciese que le impide a su cuerpo enfermarse. Pero el precio es alto y por eso el cuerpo se resiente con fuerza cuando la situación deja de ser apremiante... ha de ser por eso que es necesario el descanso tras la batalla.

No hay comentarios.: