febrero 13, 2009

Reading

Si uno tiene el tiempo suficiente, recorrer los twitter de un grupo de personas definido puede dar la impresión de estar leyendo The Evil List... o The Open List si es que se tiene mucho tiempo.

Curioso decir al mismo tiempo "qué bueno que no tengo twitter" y "lástima no tener twitter". Mejor los sigo leyendo.

PD. Nadie me leía antes, es pretencioso suponer que lo harían ahora.

PD2. No es divertido leer personas borrachas si uno mismo no está borracho...

----------------
Now playing: Rinôçérôse - No We Are Not Experienced!
via FoxyTunes

2 comentarios:

Pepa Papanatas dijo...

Bueno, yo te reporto el cambio. El blog de almaescrita lo elimine, con toda su cuenta. Entonces heme aquí, con nuevo nick.

Y yo no me hallo en twitter. :( Pero me agrada no tener que ver tanto, sino apenas lo necesario. :P

Nelson Castillo dijo...

¡Yo leo! ¡Yo leo! Reportando sintonía :-P Yo empecé leyendo a gente en twitter hasta que ya me dieron como ganas de entrar en los diálogos. Es un proceso natural, no te resistas :-P :-P (mentiras, no sé nada...).