mayo 23, 2006

Mental Hibernate

La persistencia de los sueños resulta indispensable para cada ser humano al momento de situarse teleológicamente en el mundo que ha construido y le han construido alrededor. Ésto debido -tal vez- a la necesidad de alcanzar objetivos ligados con los sentimientos que se viven.
Son los sentimientos que se experimentan quienes definen el interés que se tiene en una idea, así como la persistencia de ésta en nuestra lista de cosas por hacer. Así, a pesar de buscar la racionalidad y usarla como guía, siempre decidimos de acuerdo a los juicios de valor que hacemos, subjetivos y dependientes de nuestra escala de valores.
Luego, nuestros sentimientos siempres toman parte en lo que decidimos; lo importante es entonces convivir con ellos, entendelos y vivir en consecuencia, sin negarlos o desconocerlos en su rol dentro de nuestra existencia.

Cuando asociamos ideas con personas, tal vez se trata de un vínculo entre la persona y la idea, dándole a la idea la imagen de esta persona como identificador auxiliar. De esta forma, esa persona asociada resulta casi que investida con la idea como atributo...



** -- **

Quieren continuar este post? Déjenme sus ideas en los comentarios, o si lo prefieren (acepto ladrillos :-P ), envíenlos a los correos que se indican debajo del título del blog. Es el momento del Lector Esclavizado!!

Bis bald!!

No hay comentarios.: